02 de abril de 2013
02.04.2013
Entrevista Elvira Carles

"El Protocolo de Kyoto ha ejercido un papel pedagógico de valor incalculable"

La crisis está haciendo que las empresas selecciones más sus inversiones y que lleven asociadas una reducción de los costes, afirma la directora de la Fundación Empresa y Clima

02.04.2013 | 12:18
Elvira Carles, en su despacho de la Fundación.
La crisis está haciendo que las empresas selecciones más sus inversiones y que lleven asociadas una reducción de los costes, hecho que va unido cada vez más a la eficiencia ambiental. Así lo asegura Elvira Carles, la directora de la Fundación Empresa y Clima, una herramienta a disposición de los empresarios para la mitigación y adaptación del cambio climático.

„¿Qué es la Fundación Empresa y Clima?
„La Fundación Empresa y Clima (FEC) es una organización sin ánimo cuyo objetivo es ser el referente para las empresas españolas ante las necesidades y dudas originadas en torno al cambio climático a las que ofrece las herramientas necesarias para afrontar los compromisos y retos que conlleva el cambio climático.
„Las empresas con la crisis, ¿reducen sus inversiones ambientales?
„La actual coyuntura económica no facilita la inversión. Sin embargo, las empresas están llevando a cabo multitud de inversiones encaminadas a reducir costes para recuperar competitividad y muchas de ellas tienen que ver con la reducción de consumos energéticos o recursos naturales. La crisis está haciendo que las empresas sean más selectivas y busquen inversiones eficientes con un rápido retorno y eso, cada vez más, significa que son inversiones que unen los aspectos económicos y ambientales.
„¿Los empresarios son conscientes de las repercusiones que puede tener el cambio climático para su actividad?
„Es innegable que el Protocolo de Kyoto ha ejercido un papel pedagógico de valor incalculable. Las repercusiones directas de los costes de la tonelada de CO2 para los sectores afectados por la directiva ha sido la primera repercusión de la que han sido conscientes muchos empresarios. Hoy en día, cada vez son más evidentes los efectos del cambio climático y muchos estudios científicos así lo corroboran. Los empresarios no viven de espaldas a esa realidad y el aumento de su concienciación así como su compromiso se evidencia por la aparición de numerosas iniciativas voluntarias para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero con el fin de mitigar los efectos del cambio climático.
„¿A cuánto cotiza al tonelada de CO2?
„El precio actual de la tonelada de CO2 es extraordinariamente bajo. En estos momentos oscila alrededor de los cuatro euros por tonelada lo que no refleja en absoluto el coste del mismo. En el primer periodo de asignación (2005-2007) el precio llegó a alcanzar los 30 euros por tonelada cuando los créditos caducaban al entrar el nuevo periodo de asignación (2008-2012). En este periodo, la crisis ha generado un descenso de actividad con la consiguiente reducción de emisiones de carbono que ha provocado un exceso de oferta de créditos sin utilizar. Si añadimos el hecho de que los créditos disponibles se han canjeado para el tercer periodo (2013-2020), la consecuencia es que los precios están por los suelos y son un aliciente para las empresas más contaminantes que prefieren comprar créditos antes que dejar de contaminar.
„¿Esto quiere decir que el precio de la tonelada de CO2 emitida es bajo?
„El precio es extraordinariamente bajo y no cubre los costes de inversión, explotación y verificación de los proyectos de reducción de CO2. Esta situación desincentiva absolutamente la inversión en este tipo de proyectos lo que acabará siendo un factor de reequilibrio para la oferta/demanda del mercado de créditos de carbono. A esto hay que añadir que la Comisión Europea está retirando créditos del mercado por lo que el precio de la tonelada de CO2 irá aumentando paulatinamente para acercarse a los costes reales.
„Con un Protocolo de Kyoto desnaturalizado ¿Qué nos queda?
„En la última cumbre en Doha (COP18) se alcanzó el principal objetivo de hacer efectivo el segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kyoto a partir del 1 de enero de 2013. El Protocolo sigue adelante para el periodo 2013-2020, garantizando así continuidad del único instrumento internacional jurídicamente vinculante existente en estos momentos, con el desarrollo de todos sus mecanismos y proyectos. También se estableció un mecanismo para que en 2014 se posibiliten incrementos de la ambición de los objetivos de reducción y para que en 2015 se disponga de un borrador de acuerdo, incluso cuando aún no se sabe si será un tratado internacional o tendrá otra forma legal. Aunque los avances van por buen camino, no se suceden a la velocidad que desearíamos. Por primera vez, los 194 países de Naciones Unidas han firmado un compromiso para encontrar un nuevo acuerdo que involucre a todos en la lucha contra el cambio climático y eso ya es un gran avance.
„Haga una recomendación para los tiempos que corren.
„Seguir avanzando en el camino de la sostenibilidad donde los aspectos económicos, ambientales y sociales no solo deben, sino que pueden encontrarse, sólo así encontraremos el camino hacia un futuro posible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!