La segunda edición del proyecto Natura per a tothom de Creu Roja se puso en marcha a finales del año pasado y ha finalizado un año después con la visita al Parc Natural de la Península de Llevant en Artà. Un año de actividades en contacto directo con la naturaleza de Mallorca, Menorca e Eivissa que ha beneficiado a 120 personas. Niños y niñas con diferentes grados y tipos de discapacidad han participado en este proyecto terapéutico que tiene como objetivo promover la integración social y la salud física y psicológica de las personas mediante actividades en plena naturaleza fomentando así la rehabilitación, formación, integración y participación activa en la sociedad de estos colectivos. En esta edición, Creu Roja ha contado con la colaboración de diversas organizaciones: Associació de persones amb discapacitat física (ASPROM), Federació de persones sordes de les Illes Balears (FSIB), Nins i nines usuaris del servei de transport adaptat de la Creu Roja, Associació Síndrome de Down de Menorca, Escola taller Can Serra (Eivissa) y el Centre d´estades diürnes de Can Raspall (Eivissa).

„¿De qué forma puede promocionarse la autonomía personal con el contacto con la naturaleza por parte de los colectivos con alguna discapacidad?

„Su autonomía aumentará en la medida que podamos ayudarles a entrar en contacto con la naturaleza y enseñarles in situ su funcionamiento y características. Por otro lado, el contacto que se produce entre personas discapacitadas y no discapacitadas genera vivencias y emociones que aumentan la autoestima y la salud en general.

„¿Cómo percibe la naturaleza una persona sorda?

„De una forma muy parecida a las personas oyentes, incluso algunos sonidos, como el viento, también los pueden percibir a través del tacto o de otros sentidos. La mayor dificultad para este colectivo consiste en poder acceder a la información ambiental, ya que no hay guías de la naturaleza que sean intérpretes de lengua de signos.

„¿Y una persona con síndrome de Down?

„Estuvieron muy pendientes de todo en general. En lo que más interés mostraban era cuando hicimos el avistamiento de aves y tenían que localizar a una especie en concreto por sus características morfológicas. Su percepción de la naturaleza no difiere mucho de cualquier persona que no haya tenido mucho contacto con ella.

„¿Qué saben de la naturaleza las personas con discapacidad?

„Teóricamente pueden saber tanto como cualquier otra persona, pero la realidad es que suelen saber mucho menos debido a sus dificultades para ponerse en contacto directo con ella, por un lado, y para acceder a la información ambiental, por otro.

„¿Qué aprende al ser voluntario de este proyecto?

„Aprendo que estas personas tienen poquísimas ocasiones para estar en contacto con la naturaleza y tener un guía que les explique sus características, lo que me hace sentirme mejor cuando colaboro para que sea posible.

„¿Cuáles son las próximas actividades?

„Este proyecto, financiado por la Obra Social de La Caixa, empezó en septiembre de 2011 y ha durado un año. En vista de los buenos resultados conseguidos, Creu Roja empezará de nuevo con las salidas en el momento en que disponga de recursos suficientes.

„Haga una recomendación para los tiempos que corren.

„Todos los proyectos de contacto con la naturaleza deberían promocionarse, ya que la naturaleza es perfecta y nuestro sustento depende de ella y, si la envenenamos, nos envenenaremos a nosotros mismos.