Francesca Martí Llodrá es la presidenta ejecutiva de Fundació Deixalles

„En la Fundació Deixalles, ¿la crisis tiene nombre de??

„Por una parte, de falta de recursos para poder desarrollar todos los proyectos sociales que querríamos. Y por la otra, de necesidad de reinventarnos para continuar haciendo camino

„Echando la vista atrás, ¿cómo ha cambiado Deixalles?

„Desde que entré en Deixalles hace 15 años a ahora, la Fundació ha hecho un gran cambio. Ha crecido muchísimo y se ha profesionalizado sin perder sus objetivos fundacionales. Y uno de los últimos cambios más importantes fue en 2010, cuando la Fundació pasó a manos de una asociación de trabajadores, por tanto, se convirtió en un proyecto mucho más colectivo.

„¿De qué se siente más orgullosa?

„A nivel personal me siento orgullosa de poder participar en un proyecto como el de Deixalles, en el cual se combinan proyectos de mejora ambiental y proyectos sociales. Y que continuamos trabajando en los momentos actuales.

„¿Cómo afecta la crisis al perfil del usuario de Deixalles?

„En varios aspectos. Por una parte a los colectivos vulnerables se han incorporado perfiles que hasta hace poco habían trabajado siempre. Por la otra, las listas de demanda son muy largas por lo que hemos abierto programas de duración más corta. Dada la falta de puestos de trabajo, se acaban insertando laboralmente los perfiles con niveles más altos. En último lugar, la disminución de los recursos económicos para el trabajo social hace que los colectivos más vulnerables cada vez tengan menos oportunidades de integrarse de forma normalizada en la sociedad.

„¿La crisis se traduce en más o menos solidaridad?

„La crisis se traduce en que hay menos personas que pueden ser solidarias. Pero a la larga la crisis genera más solidaridad entre las personas. O eso quiero yo pensar.

„Hace un tiempo estuvieron inmersos en un expediente de regulación de empleo, ¿en qué se ha traducido?

„Se ha traducido en un ajuste a los recursos económicos que tenemos y, por tanto, en la supervivencia del proyecto. Si en su momento no hubiéramos tomado esta decisión tan dura, no sé si hubiéramos podido afrontar la situación extrema actual.

„¿Qué destacaría de la Memoria de Deixalles de 2011?

„Es difícil destacar alguna cosa concreta pero sí que en el 2011 destacaría los datos sociales de la memoria: el número de personas que han hecho el proceso de inserción y el volumen de personas atendidas en nuestros servicios de orientación laboral.

„Recientemente han salido otras iniciativas para la recogida de ropa, ¿qué parecen?

„En relación a otras iniciativas empresariales que están saliendo sobre la recogida de ropa, me gustaría destacar que la Fundació Deixalles recoge ropa desde hace 25 años. La ropa recogida es una herramienta para realizar trabajo social y muy especialmente en los momentos actuales que hay menos subvenciones.

„Haga una recomendación para los tiempos que corren.

„Sentido común y responsabilidad. Tenemos que ser conscientes que cualquiera de nuestros actos tiene consecuencias para nuestro planeta y para nuestra sociedad. Por ello tenemos que ser responsables en todas nuestras acciones: consumo, servicios que utilizados, tipo de banca, productos?