10 de julio de 2012
10.07.2012

Los casos de Formentor y Punta de l´Avançada

10.07.2012 | 08:30
Según el plan de gestión que regula el Lugar de Interés Comunitario (LIC) de la bahía de Pollença, esta zona marítima está considerada como "de fondeo libre condicionado" a la inexistencia de praderas de posidonia y otras especies marinas protegidas, con la excepción de las zonas de la Punta de l´Avançada y de Formentor, en las que el fondeo está regulado. Sin embargo, desde el Consistorio admiten que, a pesar de la existencia de dos figuras legales (Ley de Costas y el plan de gestión del LIC) para regular esta cuestión por parte de las administraciones competentes, "no se han llevado a cabo actuaciones efectivas al respecto".
En la zona de Punta de l´Avançada, también conocida como la Fortalesa, el Govern ha instalado una serie de ´boyas ecológicas´ cuya utilidad real es proteger las praderas de posidonia del arrastre que provocan las anclas de las embarcaciones. No obstante, según el Consistorio, esta medida "no regula otros aspectos potencialmente nocivos para el entorno como puedan ser los vertidos de detergentes o procedentes de inodoros no químicos, de expulsión directa".
En Formentor, los fondeos siempre han estado rodeados de polémica. En la actualidad, la explotación de las boyas corre a cargo de la entidad Proyecto Hombre, después de que entre 2001 y 2007 fuese una empresa privada la encargada de cobrar a las embarcaciones por tirar el ancla en la zona, con una controvertida gestión que motivó manifestaciones en contra.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!