Un juzgado de Palma abre una investigación a Le Senne por romper la foto de Picornell

Un magistrado de instrucción de la ciudad ha abierto diligencias tras recibir la denuncia de Memoria de Mallorca contra el presidente del Parlament por un supuesto delito de odio

El presidente del Parlament, Gabriel Le Senne, junto a la fotografía desgarrada de les Roges del Molinar.

El presidente del Parlament, Gabriel Le Senne, junto a la fotografía desgarrada de les Roges del Molinar. / Isaac Buj

B. Palau

B. Palau

Un juzgado de instrucción de Palma ha abierto una investigación tras recibir la denuncia de la asociación Memoria de Mallorca contra el presidente del Parlament y segunda máxima autoridad de Balears, Gabriel Le Senne, por un presunto delito de odio por destrozar en público la foto de tres de les Roges del Molinar, entre ellas Aurora Picornell, uno de los grandes iconos de la represión franquista en Mallorca, en el pleno del pasado 18 de junio.

Memoria de Mallorca, junto a los familiares de Picornell y de las hermanas Antònia y Maria Pascual, que forman parte de les Roges del Molinar, interpusieron una denuncia por los hechos ocurridos en el Parlament. Según su versión, el dirigente de VOX «de forma agresiva y violenta arrancó, rompió y tiró al suelo una fotografía de Aurora Picornell y de las hermanas Antònia y Maria Pascual, exhibida en el ordenador de la diputada Mercedes Garrido».

Esta denuncia recayó la semana pasada en un juzgado de instrucción de la ciudad por el turno de reparto. El magistrado titular del juzgado ha decidido abrir diligencias al respecto, en vez de sobreseer la denuncia y dar carpetazo al asunto. Así, el juez de instrucción de Palma ha incoado diligencias previas, que es el primer paso después de recibir una denuncia.

Abogados expertos en la materia sostienen que probablemente el magistrado citará a los denunciantes para que se ratifiquen en los hechos denunciados y también podría dar traslado a la Fiscalía de Baleares para que se pronuncie y exprese su criterio.

El caso sería asumido íntegramente por el juzgado de instrucción de Palma y no por el Tribunal Superior de Justícia de les Illes Balears (TSJIB), ya que se suprimió el aforamiento de los diputados del Parlament y de los miembros del Govern desde febrero de 2022, al modificarse el Estatuto de Autonomía de las Illes Balears . Por tanto, el presidente del Parlament, Gabriel Le Senne, ya no gozaría de la condición de aforado.

Además de la denuncia de Memoria de Mallorca, el Gobierno de España, a instancias del ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, también denunció al ultraderechista ante la Fiscalía por un supuesto delito de odio.

De forma paralela, el PCE presentó otra denuncia en la misma línea, a través de su secretario general y diputado de Sumar, Enrique Santiago. Ambas denuncias fueron remitidas a la unidad de Derechos Humanos y Memoria Democrática, en Madrid, de la que es fiscal de Sala Dolores Delgado. La Fiscalía abrió un expediente de seguimiento y remitió el asunto a la unidad de Odio para su análisis y estudio.

Priman las diligencias del juez

El hecho de que el caso ya esté judicializado en Palma hace que primen las diligencias judiciales abiertas en la capital balear. Por este motivo, los expedientes iniciados por la Fiscalía en Madrid acabarían siendo asumidos por el juzgado de instrucción palmesano, ya que se trata de un mismo caso denunciado por diferentes partes.

De momento, se desconoce el recorrido judicial que pueda tener la denuncia contra Le Senne, quien excusó su comportamiento en el pleno y puso el foco en la «actitud provocadora» de las diputadas socialistas Mercedes Garrido y Pilar Costa, que portaban los retratos de las mujeres asesinadas por el franquismo y que finalmente fueron expulsadas del plenario. El presidente del Parlament se quejó de que Garrido y Costa exhibieron carteles claramente partidistas en la Mesa.

Por su parte, Memoria de Mallorca denunció al ultraderechista por «herir gravemente a tres mujeres víctimas y sus familias, despreciando su dolor y ofendiendo a toda la ciudadanía».

Suscríbete para seguir leyendo