El GOB advierte que "la sequía también golpea a s'Albufera"

"Hay que actuar de forma urgente para evitar la sobreextracción de agua dulce de la cuenca que nutre s'Albufera, empezando por los usos turísticos"

S'Albufera

S'Albufera / CAIB

EP

La entidad ecologista GOB Mallorca ha advertido que "la sequía también golpea a s'Albufera" y "agrava la crisis ambiental" que sufre este Parque Natural.

En una nota de prensa, el GOB ha explicado que el déficit de lluvias que arrastra Mallorca desde hace unos años ha abocado a la isla a una situación de "sequía importante", con consecuencias a todos los niveles.

En relación a lo que atañe más directamente a la ciudadanía, el consumo humano, ha señalado que ya se están disponiendo medidas de limitación del uso del agua en muchos municipios para gestionar y garantizar el caudal imprescindible de cara a los próximos meses.

Asimismo, en el campo, los efectos son evidentes especialmente en los cultivos de secano, que con las lluvias insuficientes no han podido crecer y se habrán perdido en gran parte, ha lamentado la entidad ecologista.

La peor situación hídrica de los últimos cinco años

Pero también en el medio natural la sequía está impactando. Los bosques y chaparrales de Mallorca han acabado junio en "la peor situación hídrica" de, como mínimo, los últimos cinco años, según datos elaborados a partir de teledetección. Y algunos sistemas naturales, como la zona húmeda de s'Albufera de Mallorca, se han visto afectados de forma "especialmente grave".

Los datos recogidos por el sistema de satélites Sentinel-2 (programa Copernicus, Agencia Espacial Europea) se pueden procesar para mostrar las condiciones del terreno y de la vegetación. Así, el índice de humedad de diferencia normalizada (NDMI en inglés) se utiliza para determinar el contenido de agua de la vegetación y monitorizar las sequías. Si se comparan las imágenes NDMI de s'Albufera a finales de junio de los últimos dos años (26 de junio de 2023 y 30 de junio de 2024) se precia, según el GOB, un incremento considerable del grado de sequía.

Imágenes recogidas por el sistema de satélites Sentinel-2

Imágenes recogidas por el sistema de satélites Sentinel-2 / GOB

Además de poderse ver en la imagen de este año la aparición de zonas secas, si se comparan las imágenes procesadas se aprecia cómo han ganado importancia las áreas representadas con colores cálidos, o cielo claro, indicadores de sequía, mientras las zonas de color azul oscuro (vegetación con mucho contenido de agua) pierden espacio.

Índice NDMI

Si se procesa la información para obtener datos numéricos, focalizando el análisis en la zona central de s'Albufera, el índice NDMI muestra como el valor de humedad de la vegetación es el menor para finales del mes de junio desde 2016 (fecha en que el sistema Sentinel empezó a recoger datos). Se está pues, según la entidad ecologista, ante "la sequía más importante" para s'Albufera desde, como mínimo, los últimos nueve años.

Otro parámetro que se emplea frecuentemente para detectar cambios ambientales en el medio natural es el índice de vegetación de diferencia normalizada (NDVI en inglés), que sirve para indicar el estado de salud de las masas vegetales. Aplicándolo en la zona central de s'Albufera se ve que la situación es la peor desde 2017, ha advertido el GOB, y en tendencia claramente desfavorable los últimos nueve años.

Índice NDMI

Índice NDMI / GOB

Hay que recordar que, hace meses, la entidad ecologista ya mostró, con imágenes de los sistemas Landsat (NASA) y Sentinel (ESA), la progresiva degradación de la vegetación de s'Albufera (pérdida de carrizal) a lo largo de las últimas tres décadas como consecuencia, según ha apuntado, del déficit hídrico y la salinización "causadas por la sobreexplotación del agua" en el entorno de la zona húmeda.

"Otro golpe para los hábitats y las especies"

En el marco de esta "grave" tendencia de salinización y "déficit hídrico", la sequía de este año supondrá "otro golpe para los hábitats y las especies", ha lamentado el GOB. Así, según ha detallado, las comunidades vegetales propias de agua dulce se verán sometidas a "un estrés hídrico especialmente importante", haciéndolas "todavía más vulnerables" ante la salinización ambiental que las está haciendo menguar en superficie ocupada. En paralelo, la fauna de la zona húmeda depende del agua y la vegetación asociada, por lo que la entidad prevé que igualmente se verá afectada "negativamente".

Ante esta situación, el GOB ha vuelto a reclamar al Govern una intervención "urgente" para parar el cambio ambiental "dramático" de s'Albufera.

"Hace falta que la Consellería de Agricultura, Pesca y Medio natural, responsable de la gestión del Parque Natural de s' Albufera de Mallorca, y la Consellería del Mar y Ciclo del Agua, responsable de la ordenación de los recursos hídricos, tomen medidas para garantizar el caudal ecológico mínimo que necesita s'Albufera para el mantenimiento de los hábitats y especies que fundamentaron su designación como zona húmeda de importancia internacional inscrita en el convenio de Ramsar", ha considerado.

"Hay que actuar de forma urgente para evitar la sobreextracción de agua dulce de la cuenca que nutre s'Albufera, empezando por los usos turísticos", ha concluido la entidad ecologista.