La gran manifestación contra la saturación turística busca "dar un golpe encima de la mesa en plena temporada"

Más de 80 entidades y colectivos sociales llaman a los ciudadanos a movilizarse el próximo 21 de julio en Palma frente a la masificación

Los convocantes de la protesta durante la presentación esta mañana

Los convocantes de la protesta durante la presentación esta mañana / Manu Mielniezuk

Andrés Martínez

Andrés Martínez

La manifestación contra la saturación turística que se celebrará el próximo 21 de julio buscará "un punto de inflexión y dar un golpe encima de la mesa en plena temporada". Así lo ha explicado esta mañana la plataforma Menys Turisme, Més Vida durante la presentación de dicha protesta ciudadana que arrancará a las siete de la tarde en el Parc de les Estacions y recorrerá las principales calles de Palma. Bajo el lema "canviem el rumb, posem límits al turisme", más de 80 entidades y colectivos sociales de Mallorca piden a los ciudadanos que salgan a las calles para luchar contra la masificación que sufre Balears.

"Buscamos la repercusión internacional en los mercados emisores con el objetivo de presionar a la clase política para que, más allá de cambios de discursos y falsas maniobras, atienda a las demandas de la sociedad a favor de la limitación y el decrecimiento turístico", ha expresado Jaume Pujol, portavoz de Menys Turisme, Més Vida. En este sentido, Pujol también ha reclamado a las instituciones "un cambio del modelo socio-económico de Balears, abandonando el monocultivo turístico".

De esta forma, las entidades animan a los ciudadanos de las islas a movilizarse de cara a esta gran manifestación del próximo 21 de julio. Cabe recordar que esta sería la segunda movilización sobre esta cuestión ya que más de 15.000 personas llenaron las calles de Palma el pasado 25 de mayo por el derecho a la vivienda y contra la saturación turística.

Respuesta a los hoteleros

Respecto a las declaraciones donde Gabriel Escarrer, presidente de Exceltur, aseguró que "las manifestaciones se usan como imagen de que el turista no es bienvenido", desde la plataforma Més Turisme, Menys Vida defienden que este no es el mensaje que quieren transmitir. "Lo que queremos transmitir es que necesitamos cambiar el rumbo y poder vivir tranquilos con unas condiciones dignas de vida. Si desde el sector hotelero piensan que damos esta mala imagen de Mallorca, pensamos que no somos nosotros quienes dan esta mala imagen sino otros sectores y otras actividades", ha detallado Pujol.