Centenares de personas en una fiesta ilegal en una playa de Formentera

El supuesto promotor de la fiesta puede recibir una sanción por parte de Medio Ambiente del Govern al tratarse de una zona natural protegida

Unas 150 personas participan en una fiesta ilegal en una playa de Formentera

Diario de Ibiza

Carmelo Convalia/Ángela Torres Riera

Unas 150 personas se reunieron ayer en la playa de es Cavall d'en Borràs de Formentera en una fiesta ilegal organizada por un promotor disfrazado de pollo que al que se le ha abierto un expediente sancionador por parte de Medio Ambiente.

La playa se encuentra en plena zona protegida del Parque Natural de ses Salines y no es la primera vez que se dan en ella situaciones de este tipo, sino que cada año se denuncian fiestas.

Al parecer, la aglomeración de gente comenzó sobre las nueve de la noche, a la hora del atardecer, cuando las personas que se encontraban en embarcaciones cercanas a la costa se empezaron a juntar y decidieron bajar a la costa para seguir con la juerga que había empezado en el mar. En las imágenes que han trascendido se puede ver a personas saltando las cuerdas y pisoteando la zona de dunas acotada.

La Guardia Civil acudió al entorno natural para dispersar al grupo de personas, que ocuparon la zona de las dunas, donde contaban con un altavoz de grandes dimesiones que cargaba el promotor.

Los agentes identificaron al presunto encargado de montar la fiesta para `poner sus datos a disposición de Medio Ambiente y ahora será el Govern balear quien decida el importe a abonar por la infracción, aunque en otras ocasiones este tipo de infracciones han sido sancionadas hasta con 35.000 euros.

Según testigos presenciales, la playa quedó llena de residuos: vasos, botellas, entre otros envases, e incluso, algunos de los participantes habían bajado sillas para poder sentarse en la arena.

"Al estar cerrado el beach club, se montaron su propia fiesta, pero la gente ha de saber que esto tiene consecuencias para el Medio Ambiente", han asegurado fuentes de la investigación.

Dispositivos especiales de control

Es al menos la tercera vez que se denuncia una fiesta ilegal en es Cavall d'en Borràs. El verano pasado la Policía Local y la Guardia Civil de Formentera ya llevaron a cabo dispositivos especiales para desmantelar este tipo de concentraciones.

Desde el Consell de Formentera se creó además una cláusula de prohibición de actividades molestas, fiestas y exceso de ocupación en inmuebles para facilitar las actuaciones en caso de que se volviera a producir alguna de estas situaciones dañinas para el entorno. También se pidió a la ciudadanía que avisara en caso de que testificara cualquier tipo de fiesta ilegal.