Los Jesuitas muestran su «total apoyo» a la víctima que denunció abusos de Añorbe

La Compañía de Jesús expresa su voluntad de «reparar el daño cometido» y poner medidas para prevenir cualquier abuso, así como colaborar con la Justicia

El jesuita investigado por abusos, Luis Añorbe.

El jesuita investigado por abusos, Luis Añorbe. / Ayuntamiento de Huesca

B. Palau

B. Palau

Los Jesuitas han mostrado su «total apoyo» a la víctima que denunció haber sufrido abusos sexuales reiterados por parte del sacerdote Luis Añorbe Sábada, que estuvo destinado en Montesión y Son Moix desde 1976 hasta 2003, y que el pasado miércoles reconoció haber mantenido encuentros sexuales sin acceso carnal con la mujer en su declaración ante la jueza de instrucción de Palma en calidad de investigado.

La Compañía de Jesús ha expresado su voluntad de «reparar el daño cometido» y poner medidas para prevenir cualquier abuso, así como colaborar con la Justicia.

Según la orden religiosa, desde la oficina de Entorno Seguro y la oficina del Provincial de España se ha mantenido contacto con la víctima, a la que se está acompañando con diversas medidas de reparación. Los Jesuitas han reiterado su «total apoyo» en los pasos que crea necesario dar para poder hacer verdad y justicia.

La mujer mallorquina, que padece un trastorno psicológico debido a los abusos sufridos desde la infancia, denunció a tres curas por abusos sexuales y violaciones durante 30 años. Dos de ellos, Luis Añorbe y Fernando Meseguer, son jesuitas. El tercero es un sacerdote diocesano, Julià Cifre Vanrell, que declaró la semana pasada en calidad de investigado en los juzgados de Palma.

Tanto Cifre como Añorbe admitieron ante la magistrada de instrucción haber tenido encuentros sexuales con la mujer cuando ya era adulta. Según ellos, fueron episodios de caricias íntimas, besos y abrazos.

Meseguer citado a declarar en julio

Por su parte, el religioso Fernando Meseguer está citado a declarar, también como investigado, para mediados del mes de julio a través de videoconferencia desde la Península.

La jueza de instrucción de Palma ha rechazado la petición de la acusación particular de que comparezcan como testigos el obispo de Mallorca Sebastià Taltavull, el vicario episcopal Nadal Bernat y la denunciante al considerarlo innecesario en este momento.

Con motivo de la declaración judicial de Añorbe esta semana, la Compañía de Jesús ha reiterado su compromiso con la creación de entornos seguros y con la respuesta justa a las víctimas por casos de abusos del pasado.

La orden religiosa ha manifestado su compromiso con la Justicia y su disposición a colaborar. Este caso ya tuvo un recorrido canónico, después de que los Jesuitas conocieran la acusación en abril de 2021 a través de la denuncia de la víctima al Obispado de Mallorca. La investigación previa supuso la apertura de dos procesos canónicos contra los dos religiosos que se resolvieron entre 2022 y 2023. Aunque ambos jesuitas fueron exculpados porque los hechos no constituían delito según el código canónico vigente en esas fechas, el General de la orden les apartó e impuso sanciones y medidas restrictivas dada la gravedad de sus conductas.

Suscríbete para seguir leyendo