El ahorro de los baleares se sitúa en el máximo histórico de un inicio de año

Los depósitos que familias y empresas de las islas tienen en las entidades financieras alcanza un valor durante el primer trimestre de 32.209 millones

El dinero que los baleares tienen en los bancos se sitúa en máximos históricos.

El dinero que los baleares tienen en los bancos se sitúa en máximos históricos. / B.RAMON

Fernando Guijarro

Fernando Guijarro

Balears nunca había iniciado un año con una bolsa de ahorro tan contundente. El Banco de España cifra en 32.209 millones de euros el valor del dinero que las familias y empresas de las islas tenían depositado en las entidades financieras durante el primer trimestre de 2024, un récord histórico por lo que se refiere a este periodo, el de menor actividad económica de todo el año, aunque en esta ocasión haya coincidido con la celebración de la Semana Santa.

Este dato coincide además con una nueva reducción interanual de la deuda de los ciudadanos del archipiélago, que el Banco de España cifra en su conjunto en 31.832 millones de euros. Eso refleja el saneamiento que se ha realizado en las cuentas de los residentes en las islas, con una situación muy diferente a la que se vivió antes de la dura crisis de 2008, cuando en Balears se llegaron a deber 2,4 euros por cada uno que se tenía ahorrado.

Trimestre más débil del año

Un punto sobre el que hay que insistir es en que el primer trimestre es el periodo del año con menos actividad económica (una ‘travesía por el desierto’ para algunos sectores como el comercio), por lo que tradicionalmente se trata de los meses con los niveles de ahorro más bajos a lo largo de un ejercicio. Pero el aspecto a destacar es que se trata del mejor inicio de un año de la historia en este aspecto.

Como referencia, basta indicar que el valor del ahorro de los baleares durante el primer trimestre de 2023 ascendió a 30.812 millones de euros, lo que implica un incremento interanual del 4,5% . Debe de tenerse en cuenta que esos depósitos durante los primeros meses de 2022 se situaron en los 29.397 euros y en ese mismo periodo de 2021 en los 26.621 millones. Hay que recordar que las restricciones vinculadas a la covid generaron un crecimiento de estas cifras por lo que se denominó como ‘ahorro enjaulado’, ante la imposibilidad de gastar al estar restringida la movilidad y la actividad de muchas empresas.

En cualquier caso, conviene recordar el que valor de estos depósitos en la banca de Balears se situó en una media de 21.660 millones de euros como media de 2015 para alcanzar los 26.751 millones como media de 2019, antes de la pandemia

Endeudamiento

Por lo que respecta al valor de los créditos pendientes de devolución a las entidades financieras en el archipiélago, los 31.832 millones de euros alcanzado durante el primer trimestre de este año suponen un ligero repunte respecto al cierre del cuarto de 2023 (el efecto de la estacionalidad antes señalado) pero quedan claramente por debajo del inicio del pasado ejercicio, cuando se cifraron en los 32.951 millones de euros.

La deuda con los bancos se sigue reduciendo

La deuda con los bancos se sigue reduciendo / B.RAMON

Como referencia, hay que destacar que a comienzos de 2022 ese valor de la deuda era de 34.817 millones, colocándose en el nivel más elevado de los últimos años.

Hay un factor a tener en cuenta. Los elevados tipos de interés que se han aplicado durante los últimos años, en un intento de frenar la inflación, y el alto coste de la vivienda han hecho que se haya registrado una retracción en la demanda de nuevo crédito, especialmente en el caso de las hipotecas.

Hay un notable número de familias que lo que han hecho durante los últimos meses es cambiar las condiciones de estos préstamos (reducir la dependencia del interés variable para vincularlos más al fijo), ya sea negociándolos con su propia entidad o cambiando de banco.

Sin embargo, la entrada en una nueva senda de reducción del precio del dinero lleva a los economistas a apuntar que las tornas pueden cambiar a lo largo de 2024

Para empezar, se apunta una posible reactivación del crédito de la mano de la bajada en los tipos de interés que ha comenzado a producirse, en la que el peso de la inversión empresarial puede ser importante.

Del mismo modo, se señala que las familias pueden comenzar a rebajar sus reservas económicas debido a los elevados precios del mercado (hay que destacar el constante encarecimiento que se registra en el caso de los alquileres), aunque en este caso la fortaleza del empleo ayuda a que las cuentas familiares se presenten sólidas.

Oficinas a la baja

Otro apartado que se aborda en el informe del Banco de España es la situación de las oficinas bancarias en Balears, y en este caso se pone en evidencia su desplome fruto de las diferentes fusiones de entidades que se han registrado y de la creciente implantación de la banca online, algo que ha supuesto un problema para parte de la población, especialmente en el caso de las personas de mayor edad.

El citado organismo cifra en 420 las dependencias bancarias que seguían abiertas en marzo de este año. Como referencia, basta señalar que en 2008 había 1.254, cuando todavía existían las cajas de ahorros y éstas hacían gala de la proximidad que ofrecían a sus clientes con un elevado número de puntos de atención.

Suscríbete para seguir leyendo