El tiempo en Mallorca del fin de semana: Adiós al barro y bienvenida a los cielos azules y las temperaturas suaves

La estabilidad regresa a la isla y el polvo en suspensión se aleja hacia al Mediterráneo Oriental y deja dos jornadas de tiempo veraniego pero sin alcanzar los 30 grados

Playa de es Peregons Grans, en el municipio de Campos

Playa de es Peregons Grans, en el municipio de Campos / Miguel Vicens

Miguel Vicens

Miguel Vicens

El tiempo en Mallorca del fin de semana y el puente de Sant Joan estará marcado por la estabilidad y las altas temperaturas, después de tres días de lluvias en forma de barro en la isla. Con el inicio del verano, el polvo en suspensión se aleja hacia el Mediterráneo oriental y Mallorca recupera los cielos azules.

La previsión de la Aemet señala que el sábado será un día muy plácido, con cielo poco nuboso en Mallorca durante la mañana e intervalos de nubes medias y altas al atardecer. Las temperaturas experimentarán un ligero ascenso en el norte y un ligero descenso en el sur. El viento soplará de sur muy flojo combinándose con brisas costeras. Las temperaturas máximas oscilarán entre los 29 y los 26 grados.

El domingo se mantiene la estabilidad, según la previsión de la Aemet, con la posibilidad de alguna precipitación aislada y poco importante por la mañana. Las temperaturas diurnas descenderán y las nocturnas aumentarán ligeramente. El viendo oscilará de flojo a moderado y soplará del este y del nordeste. Las máximas no superarán los 27 grados.

El lunes, festividad de Sant Joan, las nubes de evolución pueden dejar algún chubasco ocasional y aislado en Mallorca, según avanza la Aemet. Las temperaturas nocturnas descenderán y diurnas ascenderán ligeramente, pudiendo alcanzar valores máximas. Viento soplará flojo de componente Este.