Casa Real rebaja la importancia de conceder el título de 'Real' a la Acadèmi de sa Llengo Baléà: "Nada hay que pueda considerarse contrario al Estatut"

Felipe VI asegura que la concesión "no supone necesariamente una identificación con las actividades que haya realizado o en el futuro promueva la entidad a la que se le concede"

El monarca lamenta que se haya podido "crear una confusión"

El rey Felipe VI recibe en la Almudaina a la presidenta del Govern, Marga Prohens.

El rey Felipe VI recibe en la Almudaina a la presidenta del Govern, Marga Prohens. / Manu Mielniezuk

Guillem Porcel

Guillem Porcel

La Casa Real se ha pronunciado por primera vez sobre la decisión de conceder el título de 'Real' a la Acadèmi de sa Llengo Baléà después de la gran polémica generada. Felipe VI, en un escrito enviado al Parlament bajo la firma del jefe de la institución, Camilo Vilariño, asegura que "nada hay en tal concesión que pueda considerarse contrario a las disposiciones contenidas en el artículo 4 del vigente Estatuto de Autonomía de las Illes Balears" y lamenta que se haya podido "crear una confusión a este respecto".

El monarca hace referencia a la aprobación de una iniciativa de Més per Mallorca el pasado 23 de mayo en el Parlament para pedir a la Casa Real que se revoque la concesión del título que contó con el voto favorable del Partido Popular en la que también se reivindicaba la defensa de la unidad de la lengua catalana. "De la lectura del texto de la citada proposición no de ley se desprende una interpretación del significado de la concesión del título de "Real" a la denominada 'Academia de la lengua Balear' que es totalmente ajena a la intención con que se otorga dicha distinción", argumentan desde la institución.

En el escrito registrado esta mañana en la Cámara balear, la Casa Real explica que las distinciones del título de Real se conceden, previa solicitud, a "múltiples entidades provenientes delámbito artístico, depoftivo, cultural o económico que sostienen su labor en el tiempo" y, además, defiende que la concesión "no supone necesariamente una identificación con las actividades que haya realizado o en el futuro promueva la entidad a la que se le concede".

Hay que recordar que el Govern dejó clara su posición en defensa del Estatut y la unidad de la lengua catalana, si bien el vicepresidente, Antoni Costa, confesó que la Casa Real no les consultó la decisión. "Lo que puedo manifestar es que ni se nos ha consultado ni hemos emitido ningún informe. Tendrá que ser la Casa Real la que diga cuáles son los informes favorables, nosotros no sabemos ni quién los ha emitido ni qué dicen al respecto", detalló en aquel momento.