Educación rechaza el plan de docentes universitarios

El Ministerio solo asigna 46 profesores ayudantes a doctor en la UIB, cuando ellos piden 238

 El conseller ha sostenido que el Ministerio ha dispensado a Baleares un trato "injusto" y "discriminatorio"

Por orden, , director general d'Universitats, Recerca i Ensenyaments Artístics Superiors, Sebastià Massanet, el conseller Antoni Vera, el rector de la UIB Jaume Carot y l vicerrector de Personal Docente e Investigador de la UIB, Antoni Bordoy

Por orden, , director general d'Universitats, Recerca i Ensenyaments Artístics Superiors, Sebastià Massanet, el conseller Antoni Vera, el rector de la UIB Jaume Carot y l vicerrector de Personal Docente e Investigador de la UIB, Antoni Bordoy / Alba Vázquez de la Torre

La Conselleria de Educación y Universidades ha rechazado el Programa de incorporación de talento docente e investigador en las universidades públicas españolas. El conseller, Antoni Vera y el rector de la UIB, Jaume Carot han explicado que el ministerio ha realizado diferentes interpretaciones de la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU).

"En la UIB se necesitan 238 docentes, y el Ministerio de Ciencia solo asigna 46. De estos, 28 serán financiados por el ministerio, un 11,7%, y el resto de las contrataciones deberá ser asumido con recursos propios de la comunidad autónoma", ha indicado Vera. "No se han tenido en cuenta las particularidades de las Illes Balears, afectadas por una pluriinsularidad y una realidad socioeconómica que tiene implicaciones directas en la estructura de profesorado universitario de la UIB, diferente a la de la mayoría de universidades", ha añadido.

El director general de Universidades, Investigación y Enseñanzas Artísticas Superiores, Sebastià Massanet, ha detallado la financiación de estos profesionales. "Estamos hablando de una financiación de contratos de 6 años, desde 2024 hasta 2030. El Ministerio nos proporciona 6 millones y el Govern tendrá que asumir 48 millones adicionales, un total de 54 millones de euros, sin considerar otros aspectos como un posible incremento salarial por parte del Estado", ha subrayado.

Todos han incidido que, a pesar de haber votado en contra, esto no impide que puedan recibir la financiación de 6 millones de euros. "Podemos adherirnos al convenio incluso después de votar en contra. Esta votación solo demuestra nuestra inconformidad, ya que de las 238 plazas que solicitábamos solo nos conceden 46", ha enfatizado Vera.

2021-2022

Por otro lado, el vicerrector de Personal Docente e Investigador de la UIB, Antoni Bordoy, ha explicado que 2021-2022 veían la implantación de estos cambios con una mezcla de "ánimo" y "miedo", advirtiendo que los datos manejados por el Ministerio podrían estar desactualizados.

"En ese momento teníamos un 66% de temporalidad en la plantilla de profesores. Los docentes tenían que realizar 33.800 horas extras al año para cubrir la falta de profesorado. Además, de los 520 profesores, 147 eran interinos y todos necesitaban estabilizarse, lo cual representaba una carga considerable. Gracias al apoyo de la conselleria, a final de año todos estarán estabilizados.", ha explicado Bordoy.

Asimismo, el artículo 78 de la ley dice que Las Profesoras y Profesores Ayudantes Doctores desarrollarán tareas docentes hasta un máximo de 180 horas lectivas por curso académico y esto "perjudica gravemente a la UIB". "La aplicación de la LOSU y esta reducción de horas del profesor asociado equivaldrían a la inclusión de cinco nuevos planes estudios.", ha incidido Bordoy.

En cambio, los años posteriores la UIB ha logrado una significativa reducción de la temporalidad que ha permitido reducir las ratios de alumnos por aula y que sea "muy competitiva" a la hora de contratar profesorado ya que incluso consigue "robar" personal a otros centros o de la empresa privada.

Sobre esta cuestión, el vicerrector ha puesto como ejemplo que hace tres años la ratio de candidato por plaza ofertada era de uno o ninguno, mientras que ahora ronda los 7,5.

En cuanto al salario profesional, todos han coincidido en que no solo hay que centrarse en lo que falta, sino también en las condiciones de estos profesores. "Tienen un salario de 1600 euros mensuales, lo cual no es competitivo con el nivel de vida aquí, especialmente después de haber estudiado tanto, obtenido un doctorado y continuado su formación e investigación. No podemos pretender que la gente acepte ese salario cuando en otras empresas ganan seis veces más", han señalado.

Han finalizado diciendo que seguirán luchando por conseguir más financiación pero dudan que el Ministerio cambie de opinión. "Dotaremos de los recursos necesarios para mejorar la situación actual del profesorado universitario" y han añadido que "continuaremos trabajando para reclamar los recursos que creemos que son necesarios para nuestras islas".