La consellera de Familias y Asuntos Sociales, Catalina Cirer, considera que no hubo agresión de Le Senne: "Fue una actuación desafortunada"

Asimismo, Cirer sostiene que "en el fondo podríamos estar de acuerdo, pero no en las formas"

La consellera de Familias y Asuntos Sociales, Catalina Cirer, en una intervención en el Parlament.

La consellera de Familias y Asuntos Sociales, Catalina Cirer, en una intervención en el Parlament. / B. Ramon

Gabriel Crespí

Después de que ayer por la tarde el presidente del Parlament, Gabriel Le Senne, arrancara y destrozara las imágenes de las tres Roges del Molinar, entre ellas Aurora Picornell, asesinada por el franquismo y todo un símbolo de la resistencia, la consellera de Familias y Asuntos Sociales, Catalina Cirer considera que "no se produjo una agresión".

Le Senne manipuló y cerró el ordenador de la vicepresidenta segunda de la Mesa del Parlament, Mercedes Garrido, antes de desgarrar la imagen de las represaliadas y expulsar de la mesa a dos socialistas. También tuvo que abandonar el pleno, ordenado por el presidente de la Cámara, la secretaria segunda de la mesa, Pilar Costa. "No se produjo una agresión, sino una actuación desafortunada", ha recalcado esta mañana Cirer. A su vez, ha manifestado que "en el fondo podríamos estar de acuerdo, pero no en las formas", aludiendo a la reacción de Le Senne.

VÍDEO | El presidente del Parlament balear arranca y destroza la foto de Aurora Picornell, fusilada por el franquismo

Parlament

La consellera ha declarado que "el presidente tiene que hacer lo que crea conveniente", en cuanto a una posible dimisión de la segunda máxima autoridad de Baleares. "Él pertenece a una formación política que no es la mía, entiendo que ellos también tienen unos códigos éticos que tienen que aplicar y no entraré en esta valoración", ha justificado Cirer. Así, ha expresado que "debemos respetar sus códigos y forma de ser y el partido político al que pertenece".