Vidal explica sus políticas al Banc de Temps de Sencelles

La consellera de Vivienda se reúne con la entidad vecinal que logró reunir a más de 15.000 manifestantes contra la masificación turística

Marta Vidal, junto a representantes del Banc de Temps de Sencelles.

Marta Vidal, junto a representantes del Banc de Temps de Sencelles. / CAIB

La Conselleria de Vivienda, Territorio y Movilidad, Marta Vidal, se reunió ayer con el Banc de Temps i Grup de Consum de Sencelles y la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) por primera vez desde la gran manifestación con más de 15.000 personas para protestar contra la masificación turística que vive Baleares y reclamar el acceso a una «vivienda digna».

La dirigente explicó que se ha abierto la consulta pública del anteproyecto de la nueva Ley balear de Vivienda, que se prolongará durante dos meses y con la que se pretenden recoger las aportaciones de la ciudadanía y de diversas organizaciones. Este proceso se abrió de manera telemática el pasado jueves y los interesados pueden hacer llegar sus propuestas a través del portal de Participación Ciudadana, según ha informado la Conselleria en un comunicado.

Uno de los objetivos de la futura norma es facilitar el acceso a la vivienda a precios asequibles, tanto de iniciativa pública como privada, así como con la colaboración de ambas, para incrementar la oferta de vivienda a precio asequible que conduzca a un decrecimiento en los precios de mercado de la vivienda en Baleares.

La consellera asegura que en la reunión se trataron sus demandas en materia de vivienda y les informó de las políticas del Govern, enfocadas a «aumentar la oferta de vivienda a precios asequibles para los residentes», como la puesta en marcha del programa 'Alquiler seguro', basado en la intermediación del Govern para captar viviendas vacías de sus propietarios, garantizar totalmente el cobro de las cuotas de alquiler a precios de mercado, y subarrendar estas viviendas a un precio más barato, de forma que sean accesibles a jóvenes y familias principalmente de clase media que en la actualidad no pueden asumir el coste de un alquiler de mercado.