Masificación

El Govern analizará la capacidad de carga que puede soportar Cabrera

Prohens asegura que después del estudio «se tomarán medidas», a la vez que defiende el retorno de trescientos visitantes simultáneamente en la isla

Primera visita de Marga Prohens como presidenta del Govern a Cabrera

Bernardo Arzayus

Gabriel Crespí

La primera visita ayer de Marga Prohens como presidenta del Govern a Cabrera sirvió para anunciar un plan para gestionar la capacidad de carga de la isla. El Ejecutivo contratará a una empresa para que determine la presión humana que puede soportar Cabrera, y después «tomará decisiones», señaló Prohens. A la vez, la presidenta defendió el aumento de visitantes que acaba de aprobar el Govern. Con el decreto ley de simplificación administrativa, que incluye una amnistía urbanística muy cuestionada por la oposición, se permite que estén en Cabrera hasta 300 personas simultáneamente. Hasta entonces regía un máximo de 300 visitantes al día. Prohens justificó el cambio en que el tope de 300 visitantes diarios obedecía a las restricciones aún vigentes durante la pandemia de la covid 19, y «no respondía a criterios ambientales».

Asimismo, la presidenta comunicó que se va a realizar un plan de estudio para determinar la capacidad de carga de Cabrera. Se establecerá a partir de «un estudio que definirá la gestión del uso público en la isla». Este quedará regulado por un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y un Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG). En este sentido, Prohens explicó que la Conselleria de Medi Natural, Agricultura i Pesca se hará responsable de encargar a una empresa la redacción de un nuevo PORN y un nuevo PRUG de Cabrera que «con datos objetivos y rigurosos determinará la capacidad de carga del archipiélago de Cabrera».

Con esto, el Govern analizará la situación de Cabrera, «un espacio frágil» que cuenta con una superficie de poco menos de 16 km². Así, Prohens reafirmó que el anterior decreto de limitación de visitantes respondía a los daños producidos por la pandemia y por eso «han levantado estas limitaciones de visitantes». «Con el PORN y el PRUG concretaremos este estudio de carga que nos va a servir para delimitar el número óptimo de visitantes. Para así disfrutar de la forma más eficiente y poder mantener el espacio natural tal y como lo tenemos a día de hoy», declaró la presidenta del Govern.

El Grup Balear d’Ornitologia i Defensa de la Naturalesa (GOB) ya se quejó del aumento de la presión sobre Cabrera que supone el visto bueno del decreto ley de simplificación administrativa y, a la postre, el mayor número de visitantes que va a recibir el archipiélago. Pasando de 300 al día, «establecido siguiendo criterios sanitarios» a 300 de forma simultánea. «Se prima el interés privado empresarial por encima del interés público general que debería regir la gestión del Parque Nacional de Cabrera», denunció la entidad ecologista.

Transición eléctrica

Marga Prohens aprovechó la visita a Cabrera para conocer el estado de las instalaciones de la isla. Varios trabajadores, los encargados del mantenimiento del Parque nacional, mostraron las peculiaridades de la isla, así como los avances en sostenibilidad que se han hecho. Se ha renovado el funcionamiento energético de la isla con la instalación de varias placas fotovoltaicas, formando una nueva planta.

De este modo, las nuevas instalaciones hacen de Cabrera una isla sostenible y que genera su propia energía, dejando de depender de un generador de gasoil. Así, se ha modificado el método de obtención de electricidad sin ampliar la superficie del almacén.

Asimismo, la presidenta del Govern avanzó que tienen en marcha «un proyecto de drones para vigilar el Parque nacional de Cabrera» así como «un programa para luchar contra las especies invasoras y también para proteger y monitorizar las especies autóctonas tanto terrestres como marinas que viven en Cabrera».