Prohens critica la protesta en el Caló des Moro y defiende a la Guardia Civil: "Es un espacio frágil, necesita que se dejen de hacer este tipo de acciones"

La presidenta del Govern reprocha la concentración por parte de los residentes y muestra "su total apoyo" a los agentes que identificaron a varios de los participantes

La líder popular también ha anunciado la realización de un estudio de carga para la isla de Cabrera

VÍDEO | Prohens critica la protesta en el Caló des Moro y defiende a la Guardia Civil: "Es un espacio frágil, necesita que se dejen de hacer este tipo de acciones"

Bernardo Arzayus

Gabriel Crespí

La presidenta del Govern, Marga Prohens, ha criticado la protesta que llevaron ayer a cabo cerca de 300 residentes en el Caló des Moro contra la masificación y ha defendido la actuación de la Guardia Civil tras identificar a algunos de los participantes. Durante su visita esta mañana a la isla de Cabrera, la líder popular ha asegurado que esta cala "es un espacio frágil que precisamente necesita que se dejen de hacer este tipo de acciones". Asimismo, la presidenta del Ejecutivo ha apoyado la intervención de la Guardia Civil, que identificó a varios de los manifestantes y pidió que retirasen algunas de las pancartas. "Todo mi respeto y apoyo a la Guardia Civil. Hicieron su trabajo en una protesta, que respeto, pero que no tenía las autorizaciones pertinentes", ha declarado Prohens.

Prohens también se ha alineado con la alcadesa de Santanyí, Maria Pons y ha recalcado que el Caló des Moro "necesita un respiro tras haber sufrido el efecto Instagram". En este sentido, la presidenta del Ejecutivo ha aclarado que no es un fenómeno nuevo, sino que "ya ha ocurrido estos últimos años" y ha defendido la actuación de Pons: "La alcadesa ha sido muy crítica y ha aplicado medidas. Apoyo con total contundencia sus palabras".

Estudio de carga para Cabrera

Por otro lado, la presidenta ha anunciado que el Govern llevará a cabo un estudio de carga para Cabrera. Así, el Govern cambiará la limitación que afectaba a la isla ya que "seguía los parámetros de la pandemia". Durante el COVID-19, el archipiélago podía albergar a un máximo 300 personas diarias. Mientras que con el decreto de simplificación administrativa aprobado por el ejecutivo, Cabrera podrá reunir a 300 visitantes de forma simultánea. Sin embargo, la iniciativa solo afecta a personas que pisen el medio terrestre y no a las embarcaciones. "Hemos vuelto a la situación previa al COVID. No respondía a criterios ambientales, sino que se tenían en cuneta criterios sanitarios derivados de la pandemia", ha matizado Prohens. La presidenta ha aprovechado la visita para evaluar la instalación fotovoltaica, el mollet de sa Platgeta y el aljibe de la casa de sa Font.