"La Guardia Civil solo identificaba a los mallorquines en el Caló des Moro, no a ningún turista"

Los organizadores de la protesta tildan de "intimidatoria" la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y defienden que lo de ayer no fue una manifestación sino un encuentro pacífico

Más de 200 residentes 'recuperan' el Caló des Moro: "Es el momento de parar".

Más de 200 residentes 'recuperan' el Caló des Moro: "Es el momento de parar". / JORDI SÁNCHEZ

Andrés Martínez

Andrés Martínez

Los organizadores de la protesta que reunió ayer a cerca de 300 residentes en el Caló des Moró han denunciado que "la Guardia Civil solo identificó a los mallorquines" presentes en la playa y no a ningún turista. Así lo ha asegurado la plataforma Mallorca Platja Tour a través de sus redes sociales, tildando de "intimidatoria" la actuación que llevaron a cabo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

"No se trataba de ninguna manifestación sino de un encuentro por parte de los mallorquines con el objetivo de dar a conocer una problemática que nos afecta a todos. No podemos entender que un encuentro pacífico por los derechos elementales sea coartado por las fuerzas de seguridad", expresa la entidad.

Así, el comunicado niega que se tratara de una manifestación por lo que no entienden que la Guardia Civil se personara en la playa para identificar a los asistentes y retirar algunas pancartas. "Ayer hicimos un encuentro pacífico, cívico y festivo entre grupos de amigos, familias y parejas con un denominador común, el ampor por estas islas. No podemos sino condenar esta intimidación que supuso que se pusieran a lo largo de la salida del Caló, identificando a los mallorquines de forma aleatoria y dejando pasar a los turistas que comenzaban a bajar".

Ningún problema con los turistas

Por otro lado, la plataforma también incide en que "los turistas fueron informados educadamente y en sus propias lenguas del motivo del encuentro por lo que no hubo ningún problema con ninguno de ellos". Por último, los organizadores inciden en los motivos que propinaron la protesta de ayer. "Hay un consenso social en que toca parar e ir perdiendo dependencia del turismo, incorporando nuevos sectores productivos de más calidad económica, social y con menos externalidades negativas que el modelo turístico que tenemos, donde la masificación es buena parte del mal".