Alfonso Rodríguez, delegado del Gobierno en Baleares: "La actuación de la Guardia Civil en el Caló des Moro está justificada"

Alfonso Rodríguez afirma que se actuó de oficio porque la movilización contra la masificación no fue comunicada a la autoridad

La manifestación del domingo fue para denunciar la masificación de las playas

La manifestación del domingo fue para denunciar la masificación de las playas

 El delegado del Gobierno en Baleares, Alfonso Rodríguez, ha justificado esta mañana que la Guardia Civil identificara a varias personas que participaron el domingo en la concentración que se organizó en el Caló des Moro, en Santanyí, como protesta contra la masificación turística. Rodríguez ha afirmado que los agentes actuaron de oficio, sin la necesidad de pedir la autorización de la Delegación, y lo hicieron porque dicha concentración no había sido comunicada a la autoridad. "La actuación está justificada", afirmó.

Rodríguez ha comentado que la Delegación del Gobierno trabaja para garantizar el derecho de la ciudadanía a celebrar una concentración o manifestación. Pero para ello, refiriéndose al episodio de la playa del Caló des Moro, era necesario que los organizadores, la plataforma Mallorca Platja Tour, hubieran comunicado previamente dicho encuentro a la autoridad. Se trata, según Rodríguez, de un requisito imprescindible, dado que de esta forma las fuerzas de seguridad del Estado garantizan la seguridad en estas concentraciones. Además, recordó que dicha comunicación debe llegar a la Delegación en “tiempo y forma” y no es necesario que la organización cuente con un permiso. Basta que lo comunique.

Bajo este criterio, según Rodríguez, los agentes de la Guardia Civil que identificaron a varios de los participantes en la concentración actuaron correctamente, al comprobar que no se había avisado. Es decir, los agentes actuaron de oficio.

Al margen del malestar que supuso para los identificados que la Guardia Civil les solicitara que mostraran sus documentos personales, el delegado del Gobierno ha apludido el motivo por el que se celebró dicha protesta. Rodríguez ha dicho que él aplaude cualquier iniciativa que ponga freno a la saturación turística que está sufriendo la isla de Mallorca. “La gente se puede manifestar contra esta saturación, no hay ningún problema, pero que lo haga con una comunicación previa a la Delegación”.

El representante político ha confirmado que, al margen de estas identificaciones, no hubo ningún tipo de incidentes, que justificara la disolución de la concentración.

Sin embargo, el delegado no ha querido adelantar si las personas identificadas, debido a que la concentración teóricamente era ilegal por la falta de comunicación, serán propuestas para una sanción económica. Rodríguez dijo que todavía no había recibido los informes de la Guardia Civil, que teóricamente llegarán hoy, y que una vez que los analice será cuando determine las medidas que se pueden adoptar. “Esta Delegación del Gobierno protege el derecho de la ciudadanía a la concentración y la manifestación, pero con unos parámetros que nos permitan ordenarla”.