Tribunales

Condenan a una clínica por obligar a reducir la jornada a una empleada

La empresa deberá indemnizar con 25.000 euros a la trabajadora por vulnerar sus derechos

Juzgado de lo Social de Palma.

Juzgado de lo Social de Palma. / B. Ramon

El Juzgado de lo Social número 4 de Palma ha condenado a una franquicia de clínicas odontológicas por intentar obligar a una trabajadora a solicitar una reducción de jornada y despedirla alegando motivos disciplinarios cuando se negó y comunicó que se había asesorado con un abogado.

El juez declara nulo el despido y obliga a la empresa a readmitir a la trabajadora, que ha sido asistida en el proceso por el laboralista Luis Fernández Pallarés. El Juzgado además le reconoce una indemnización de 25.000 euros por los daños causados. La sentencia, consultada por Europa Press, también impone las costas a la empresa.

«No hubo en ningún caso una igualdad o equilibrio a la hora de negociar la modificación de la jornada», incide el juez, que califica el caso como «una suerte de represalia anticipada, no muy distinta del chantaje»: «La empresa, abiertamente, ya le anunciaba a la demandante que o accedía a lo que injustamente se le pedía o se iba a la calle».

La sentencia también considera que la franquicia había abusado de la figura del contrato temporal de forma fraudulenta, cuando en realidad la trabajadora estaba cubriendo necesidades ordinarias de la operativa.

La sentencia no es firme; contra ella cabe recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB).