La Guardia Civil identifica a los asistentes a la protesta del Caló des Moro y pide que retiren las pancartas

La concentración ha reunido cerca de 300 personas para protestar contra la masificación

Los agentes han considerado que se trataba de una manifestación y han pedido a la organización el permiso

La Guardia Civil identifica a los asistentes a la protesta del Caló des Moro y piden que retiren las pancartas

DM

Jordi Sánchez

Jordi Sánchez

Cinco agentes de la Guardia Civil junto a dos de la Policía Local -estos últimos patrullan habitualmente en esta zona- se han personado este mediodía en el Caló des Moro para identificar a los asistentes a la concentración convocada por Mallorca Platja Tour encontra de la masificación turística.

Según varios asistentes, los agentes han considerado como manifestación la convocatoria i, por lo tanto, exigían el permiso para su celebración. También aseguraban que no se podían gritar consignas. De este modo han comenzado a identificar a aquellos que se salían de la playa y habían participado en la reivindicación.

Los asistentes también apuntan que en un momento dado se han producido cánticos contra varias personas que trataban de acceder a la playa y no participaban en la acción, pese a que se ha desarrolado de forma pacífica y sin ningún incidente desde las ocho de la mañana.

Según la normativa, las manifestaciones deben solicitarse a Delegación de Gobierno con diez días de antelación. Sin embargo, los promotores hicieron un lllamamiento "para que cualquier mallorquin venga el domingo a pasar un día de playa". Por el momento, los promotores de la iniciativa todavía no se han pronunciado y Delegación de Gobierno confirma que no se había notificado la concentración.

Pere Joan Femenía, presente a lo largo de la mañana en el Caló, cuenta que sobre las once de la mañana se han personado los primeros agentes para tomar fotografías de la escena. "Después se han colocado en la mitad del sendero por el que se baja a la cala, supongo que para intimidar. Desde ese momento han empezado a identificar a todo aquel que subía y se iba de la playa", relata. A la una de la tarde han comenzado a retirarse, la misma hora a la que estaba previsto que finalizase la conentración.