Los restos de San Alonso volverán a Montesión tras la reforma de la iglesia

El portavoz jesuita confirma que el santo será trasladado a la catedral mientras se realizan las obras

Imagen del féretro en Montesión con la reliquia de San Alonso. | DM

Imagen del féretro en Montesión con la reliquia de San Alonso. | DM

El jesuita Abel Toraño se mostró esta mañana muy agradecido por la ayuda que se ha mostrado dispuesto a prestar el obispo de Mallorca, de trasladar los restos de San Alonso a la catedral de Palma, donde permanecerán hasta que concluyan las obras de la iglesia de Montesión.

El religioso explicó que debido a la situación de deterioro que padece la iglesia de Montesión, los restos del santo corrían peligro. Por ello, se buscó una solución, que se ha encontrado en su traslado a la Seu. El portavoz de la Compañía de Jesús se comprometió a que, una vez que termine la reforma integral que se va a realizar en la histórica iglesia, los restos de San Alonso retornarán a su lugar habitual. “El santo regresará a su casa”.

El sacerdote jesuita confirmó que el recinto religioso se someterá a una profunda reforma, que es necesaria debido a su estado de deterioro, si bien de momento no hay fecha de inicio de las obras, ni tampoco de su finalización. El religioso prefirió no hablar de las cifras económicas que va a costar esta reforma, aunque dijo que sería muy cuantiosa.