Críticas al papel de Taltavull con San Alonso: "¿No tiene el Obispo suficientes problemas en la Iglesia de Mallorca?"

Los antiguos alumnos de Montesión arremeten contra el obispo por sus gestiones para llevarse la reliquia del Santo a la Seu cuando él ya tiene muchos temas que gestionar (como la explotación ilegal de Lluc o la situación con las Jerónimas)

Entre el clero también hay voces críticas por el papel del menorquín con este tema: "Es un capricho personal suyo"

El Obispo aprovechó una visita a la Santa Sede acompañando al Palma Futsal para tratar el tema de San Alonso

El Obispo aprovechó una visita a la Santa Sede acompañando al Palma Futsal para tratar el tema de San Alonso / DM

Redacción

En su extensa y dura carta contra la cúpula de la Compañía de Jesús, la asociación de Antiguos Alumnos de Montesión también incluyen una parte para arremeter contra el obispo Taltavull por su papel en el traslado de la reliquia de San Alonso a la Seu de Mallorca (en principio, según lo firmado sería solo mientras duren las obras en la iglesia de Montesión, pero la entidad desconfía de que el santo vuelva alguna vez). Consideran que ha cometido "una intromisión" que consideran "inaceptable" y difícil de entender.

Así, la misiva firmada por César García Rullán, presidente de la asociación, se recuerdan varias polémicas que han rodeado al obispo de Mallorca en los últimos años: desde su cuestionada vacunación antes de tiempo de la Covid, al conflicto con las monjas de las Jerónimas o la explotación ilegal del monasterio de Lluc como hotel (destapada poco después de que Taltavull criticase la masificación viaria en la Serra). Además de todas estas cuestiones puntuales que la carta enumera, también se menciona la imparable pérdida de fieles de la Iglesia los últimos años, el cierre progresivo de Iglesias, los pocos seminaristas actuales y la falta "de un plan estratégico para la Diócesis, tanto en el plano espiritual, como humano y económico". Con todo, se preguntan los antiguos alumnos: "¿No tiene el Obispo Taltavull suficientes problemas en la Iglesia de Mallorca como para dedicarse a crear otro gran problema con el traslado de San Alonso?".

Según los antiguos alumnos, el antiguo Superior, el padre Javier Montserrat, hizo gestiones para trasladar los restos de San Alonso mientras durasen las obras, pero siempre quedaría dentro del recinto de Montesión. En principio se pensó, tras consultar a los arquitectos, que el mejor lugar sería la habitación del santo, allí donde falleció en 1617. De hecho, se llegó incluso a pedir autorización al Dicasterio de las Causas de los Santos (en el Vaticano) para este traslado y en enero de este año se recibió la autorización (el mismo mes que la Compañía de Jesús firmaba el contrato de cesión del edificio con el empresario Víctor Madera).

Sin embargo, en febrero de 2024, el obispo Taltavull viajó al Vaticano acompañando al equipo deportivo Palma Futsal, que fue recibido por el Papa Francsico (también jesuita, quien además pasó por Montesión en sus años de formación) . Aprovechando la estancia en la Santa Sede, Taltavull planteó reubicar a San Alonso en la Catedral.

Según explicó a este diario el hasta ahora superior de los Jesuitas, el padre Javier Montserrat, se designó una comisión y la Compañía de Jesús ya ha firmado un contrato para ese traslado durante el tiempo que duren las obras de la Iglesia (que en principio empezarán de aquí a unos meses).

"¿Qué interés hay en sacar a San Alonso de la que ha sido su casa durante 46 años? ¡Déjenlo en paz!", reclaman los antiguos alumnos en su carta, que insisten en plantear: "¿Qué necesidad tenía el obispo de entrometerse en el tema de Montesión, sobre el cual no tiene ninguna autoridad?". Se autocontestan: "Quizás crea que el traslado de los restos de San Alonso a la Catedral le puede servir de alguna forma para poder continuar al frente de la Diócesis?".

Cabe señalar que según ha podido saber este diario a través de diversas fuentes solventes, entre el clero también hay voces discordantes sobre esta actuación del Obispo con la reliquia de San Alonso. Muchos no ven sentido a la medida y creen que el menorquín lo ha gestionado "por un capricho personal".

"Después de todos los reveses que está sufriendo últimamente", indica la carta firmada por César García, "el Obispo debería ser consciente de que estas actuaciones no hacen más que provocar más animadversión y anticlericalismo, que en nada benefician a la lglesia de Mallorca".

Los antiguos alumnos alertan además sobre la dificultad técnica del traslado de la reliquia de San Alonso, dado que la urna como su contenido "están bastante mal estado". Advierten de que la cabeza y las manos, que son de cera, necesitan ser restaurada, además de varios elementos de su interior. Esta restauración y reparación ya estaba prevista por el anterior padre superior, Javier Montserrat, aprovechando el traslado. Además, indica la carta, los documentos históricos reflejan que la urna tradicionalmente se abría cada cinco o diez años para su limpieza y restauración, pero "debido a que estos temas de santos ya no están de moda", la última vez que se abrió la urna fue hace ya 59 años.