Anuladas las reservas de FTI del 5 al 10 de junio: los hoteleros mallorquines ya las puedan vender

Los turistas afectados por la crisis del turoperador alemán tienen asegurado el vuelo de regreso hasta el día 17

La líder hotelera afirma que la deuda que deja la tercera mayorista germana en Mallorca son “unos millones de euros”, no concreta

María Frontera ha evaluado este miércoles el alcance de la crisis de turoperador FTI en Mallorca.

María Frontera ha evaluado este miércoles el alcance de la crisis de turoperador FTI en Mallorca. / FEHM

Redacción

Los hoteleros mallorquines sobrellevan con calma la declaración de insolvencia de FTI. Si bien no se pone cifra a la deuda que dejará esta crisis entre los empresarios, se reconoce que son “unos millones de euros”. Respiran con tranquilidad porque la caída del tercer turoperador alemán en volumen de turistas a la isla se produce a inicios de temporada. Las reservas de la mayorista en los hoteles de Mallorca del 5 al 10 de junio ya han sido anuladas, lo que significa que los empresarios ya las pueden comercializar. Además, los clientes del TTOO tienen asegurado el vuelo de regreso hasta el día 17, según ha explicado este miércoles María Frontera.

La presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) dejó claro que «de momento» es el receptivo Sidetours, de la familia Quetglas, el único que se está haciendo cargo de los clientes de FTI y está asumiendo los costes. Los esfuerzos se centran en los turistas que están en los destinos, en la isla son cerca de 2.800 (más de 5.200 en España y Portugal, según datos de Sidetours), que continúan con sus vacaciones. Sus vuelos y traslados, a cargo del receptivo mallorquín, están llevándose a cabo «sin incidencias», salvo casos de «despistados» que lleguen habiendo reservado solo el hotel. 

El año pasado a través de Sidetours FTI trajo a Baleares 168.300 turistas: 153.000 a Mallorca, 10.500 a Eivissa y 4.600 a Menorca. Sobre lo que pasará con la cuota de esta mayorista, en el sector se estima que se diluirá entre la competencia. TUI el lunes ya lanzó ofertas para atraer a sus clientes; no les pide depósito en las reservas hechas hasta el 30 de junio para viajar hasta el 31 de octubre. También dependerá de quién se haga con las plaza aéreas que deja FTI.

Frontera abundó en explicar cómo la directiva europea de viajes combinados protege a los viajeros que tuvieran al menos dos servicios reservados con FTI (hotel más traslados o hotel más avión), es decir, un paquete turístico. En este caso se les reembolsará el dinero al estar protegidos por el seguro a los que no vayan a disfrutar de sus vacaciones o regresen días antes. El problema lo enfrentan los clientes que solo contrataron el alojamiento, sin paquete turístico no tienen seguro.

Mejor que Canarias

La líder hotelera dibujó cómo ha cambiado el panorama del sector hotelero de la isla ante esta caída de una gran mayorista del primer mercado emisor a las islas. Mallorca no enfrenta el drama de Canarias porque en la isla está empezando la temporada. Esta es una de las grandes diferencias respecto a la quiebra de Thomas Cook, que se produjo en septiembre. Además, entonces había establecimientos hoteleros con una gran dependencia de aquel turoperador, mientras que ahora la comercialización en los hoteles está más diversificada.

Otra aspecto diferenciado es que no tendrán que batallar el cobro del IVA. Ahora por una resolución de Bruselas se puede reclamar cuando el impago procede de una empresa extranjera.

La cuota de FTI se diluirá entre la competencia. TUI el lunes ya lanzó ofertas a sus clientes

Los hoteles más afectados son los de las zonas más populares para el mercado alemán: Playa de Palma, Cala Ratjada y Alcúdia.

«Del 5 al 10 de junio ya se han anulado las reservas. Las camas quedan vacantes y quedan abiertas al canal de comercialización», indica Frontera. De cara al verano todavía queda esperar el siguiente movimiento que dicte el administrador concursal de FTI. Está por ver si se cancelarán todas las reservas o si s cerrarán nuevos contratos con los hoteles de la isla. 

De momento el DRSF (Fondo Alemán de Seguro de Viajes por su sigla en alemán) ha encargado al grupo Dertour (nueva denominación de DER Touristik), a través de sus receptivos, la asistencia de los viajeros de FTI en Canarias, Turquía, Egipto, Tailandia, Sri Lanka, Emiratos Árabes y Panamá. Para España, el encargo ha recaído en TUI, pero reconocen desde este grupo que Sidetours no está necesitando su ayuda. 

De la deuda que deja FTI, Frontera dice que son «unos millones de euros». «No nos consta». Adujo, además, que a los hoteles contratados a través de Sidetours se suman otros con los que la mayorista cerraba acuerdos directamente.