La AUGC considera insuficientes las dietas de 180 euros para los guardias civiles destinados este verano en Ibiza y Formentera

La asociación destaca que el sobreesfuerzo que deben realizar los agentes en las islas ha provocado que el Destacamento de Tráfico tenga a más del 50% de su plantilla de baja

Agentes de la Guardia Civil, durante una patrulla en Ibiza.

Agentes de la Guardia Civil, durante una patrulla en Ibiza. / Guardia Civil

Redacción

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) considera insuficiente la reciente aprobación de un aumento de 180 diarios en las dietas de manutención y alojamiento para los guardias comisionados este verano en Ibiza y Formentera. La medida, que se mantendrá hasta el 30 de septiembre, busca reforzar la plantilla durante la temporada estival, aunque la asociación sostiene en un comunicado hecho público hoy que no aborda el problema de fondo que afecta a los guardias civiles destinados en las isla.

La asociación enumera las razones por las que considera insufiente la medida:

Coste de vida elevado: El refuerzo de plantilla, a juicio de la AUGC, debe de ir encaminado a que sea de manera permanente y no sólo en la época estival, pero para hacer atractivo el destino debe ir acompañado de un aumento del complemento de insularidad, que permita costear el alto precio de la vivienda en estas zonas. Además, se sugiere aumentar los días de vacaciones y asuntos propios, siguiendo el ejemplo de los guardias civiles destinados en el País Vasco.

Turismo masivo: En 2023, las islas recibieron más de 14 millones de turistas, y se espera que esta cifra aumente aún más en 2024. Sin embargo, la falta de guardias civiles se ha cronificado en unos destinos turísticos que sufren poca estacionalidad.

Impacto en el personal: La falta de personal permanente conlleva a un sobresfuerzo por parte de una plantilla que tiene que atender a las necesidades de la ciudadanía local más la turística. Esto ha conllevado a que, en unidades como la del Destacamento de Tráfico de Ibiza (Motoristas y Atestados), su plantilla esté actualmente con más de un 50% de baja médica, sin que sus actuales mandos se hayan preocupado por conocer la problemática de sus trabajadores. Medidas como el implemento de la dieta para el personal de refuerzo no hace más que ahondar en el ánimo del personal destinado en Ibiza y Formentera, ya que deja en evidencia que existe una necesidad de motivación para que el personal de la Guardia Civil vea atractivo el destino dentro de las Islas. Esta situación tan lamentable tendrá un efecto perjudicial en la atención de las carreteras insulares.

La falta de unos turnos que ayudan a conciliar la vida laboral con la familiar es, según la asociación, otro factor que hace poco atractivo el trabajo, ya que desde las jefaturas insulares aluden a la imposibilidad de incorporarlos por las características de peculiaridad de las islas. "La realidad es" señala la AUGC, "que la única peculiaridad es la falta de efectivos para poder ponerlos en funcionamiento.

La AUGC considera que las comisiones de verano no resolverán los problemas de falta de personal. Se requieren medidas económico-laborales que incentiven la permanencia de los guardias en las Islas Baleares.  "Desde AUGC opinamos que, aunque el aumento de las dietas es un paso, pero no es suficiente ni contribuye a la solución del problema fuera del periodo estival. Es fundamental abordar de manera integral los desafíos que enfrentan los agentes en estas islas para garantizar una seguridad efectiva y una calidad de vida adecuada", concluyen.