Aviso sindical: si se ponen de baja varios funcionarios de Meteorología, se puede cerrar el aeropuerto

Destacan el impacto que puede tener la escasez de observadores meteorológicos aeronáuticos

Los sindicatos señalan del impacto que la escasez de funcionarios puede tener en el aeropuerto.

Los sindicatos señalan del impacto que la escasez de funcionarios puede tener en el aeropuerto. / DM

Redacción

 Uno de los riesgos más graves derivado de la escasez de funcionarios del Estado se centra en la falta de personal en la Agencia de Meteorología, y más concretamente de los encargados de la observación meteorológica aeronáutica, dado que deben realizar los informes sobre este tema para que los aviones puedan despegar.

Las carencias en esta plantilla son tan notables que se ha hecho necesario que se produzcan traslados temporales de este personal entre islas para poder garantizar este servicio, pero el secretario general de UGT-Servicios Públicos, Miguel Angel Romero, advierte que “si coinciden las bajas de algunos de ellos en las mismas fechas, estaremos bajo la amenaza de cierre del aeropuerto”.

Miguel Angel Romero, de UGT

Miguel Angel Romero, de UGT / DM

Riesgo real

La gravedad de esta falta de personal radica en que mientras que en otras áreas lo que se generan son demoras en la prestación del servicio, algunos con importantes perjuicios para los ciudadanos, en el caso de los encargados de esta observación el resultado puede ser la paralización de una actividad que es básica para las islas, según se subraya desde las organizaciones sindicales, desde las que se asegura que se trata de un riesgo real.

Según la información facilitada desde el ministerio para la Transición Ecológica, “en sus oficinas situadas en los aeropuertos, aeródromos militares abiertos al tráfico civil y otras bases aéreas españolas, la AEMET proporciona un servicio específico para atender las necesidades operativas de información meteorológica aeronáutica. Las funciones de estas oficinas abarcan, entre otras, la vigilancia meteorológica continua sobre el aeródromo, la realización de observaciones ordinarias y especiales cuando ocurren cambios en las variables meteorológicas, la elaboración de informes de observación periódicos y especiales, el suministro de información a las tripulaciones y al personal de operaciones”, entre otras .