En contra

Francesca Cañellas: «¿Los médicos que hablamos en catalán somos peores?»

Francesca Cañellas (Santa Maria, 1960) es psiquiatra especializada en Medicina del Sueño, disciplina de la que fue pionera, y doctora en Medicina. Con más de treinta años en Son Dureta/Son Espases, ha sido jefa del servicio de Psiquiatría y profesora de Neurofisiología de la facultad de Medicina de la UIB

Francesca Cañellas

Francesca Cañellas

Matías Vallés

Matías Vallés

Para que se haga cargo del tipo de entrevista: «¿Ha dormido bien hoy?»

Nada bien. Generalmente duermo sin problemas, pero ahora tengo un familiar enfermo y me despierto a menudo. Es normal que durmamos peor cuando tenemos preocupaciones.

¿Sueña en catalán?

Sueño en los cuatro idiomas que hablo, y también en colores. Todo el mundo sueña, pero para recordarlo tienes que despertarte mientras lo haces.

¿Le debemos una disculpa por no tomarnos en serio los trastornos del sueño que usted investigaba?

Sí, cuando decía que era médica y me dedicaba al sueño, me preguntaban si trabajaba de anestesista. Ahora han surgido una cultura y una especialidad que me entusiasmó en cuanto la descubrí en los ochenta.

¿Por qué alimentó esa pasión?

Porque no soy freudiana, pero los sueños son una ventana al inconsciente, nos permiten conocer la vida psíquica de una persona.

¿Es más importante dormir bien que dejar de fumar?

Si dejas de fumar, dormirás mejor enseguida y estarás mejor al despertarte. Al revés, nadie ha muerto de no dormir, porque es un estado fisiológico.

A veces aguantamos sin dormir.

No es lo mismo estar sin dormir porque te llaman para una guardia, que por estar ligando con un señor o una señora en la discoteca. Con la motivación placentera, es más fácil aplazar el sueño.

¿Ya han aclarado por qué dormimos?

No lo sabemos realmente. Trabajando con Rubén Rial llegamos a la conclusión de que el sueño surge para consolidar un estado de reposo. Los mamíferos se escondían durante el día de sus depredadores, y aprendieron a dormir. Supone una reparación emocional muy útil, es bueno evolutivamente.

Moustaki: «Tenemos toda la vida para divertirnos,/ tenemos toda la muerte para descansar».

Si no descansas, no te divertirás. Muchos insomnios comienzan en momentos de estrés.

Todo parece hoy causado por el estrés.

El estrés es un mediador, y no dormir es un factor estresante para el cuerpo. Nuestros antepasados vivían el día al aire libre y se refugiaban por la noche. Desde hace siglo y medio, la luz eléctrica cambió la civilización, porque vivimos en cuevas de gran iluminación nocturna. Se calcula que dormimos una hora y media menos que cien años atrás. Los déficit de salud de los jóvenes tienen que ver con la falta de sueño, que resulta en más depresiones o ideas suicidas.

¿Por qué los médicos que trabajan en Mallorca son hostiles al catalán?

No son particularmente hostiles, pero tampoco consideran que el catalán sea necesario para su trabajo. Es culpa nuestra porque, en cuanto hay un médico de fuera en una reunión, cambiamos de lengua para hablar en castellano.

¿Los médicos se van de Madrid porque no saben hablar madrileño?

Se van especialmente de Madrid, la comunidad con más abandonos. El idioma tampoco es el factor determinante en Mallorca, no lo he visto. Si les cuesta venir es porque no encuentran casa, o porque las islas son problemáticas para el transporte.

No me importa en qué idioma habla el piloto de mi avión.

No tiene nada que ver, incluso un cirujano ha de tranquilizar verbalmente a su paciente. Es una falsa polémica, ¿o los médicos que hablamos en catalán somos peores? Si eres un buen médico, intentarás establecer una buena comunicación con tu paciente.

¿La conversación con el paciente cura?

Es fundamental. Tenemos una cultura y una lengua propias, y cuando el paciente se explica con más soltura en catalán, mejora el tratamiento si puede hablarlo. Es el médico quien tiene que adaptarse al enfermo, y no el paciente al médico. Siempre procuro dirigirme a mis pacientes en su idioma.

Claro que usted es también la única médico de izquierdas que conozco.

Déjalo estar, no es verdad que sea la única. Hay médicos con más sensibilidad y otros más prepotentes, pero no por militancia. En la Obra Cultural hemos creado una plataforma de Sanitaris per la Llengua, de la que formamos parte ahora mismo 229 profesionales.

¿Somos el sueño de otros?

Nunca me he replanteado la realidad, pero tengo un profesor que decía que no somos lo que soñamos, sino que soñamos lo que somos. Soñar es una representación de nuestra memoria. Por eso no me molesta que me registren lo que duermo, pero sí lo que sueño. Es lo más íntimo.

Suscríbete para seguir leyendo