Mallorca no puede hacer frente a la demanda de flores de Tots Sants y muchas son importadas

Las floristerías prevén una buena campaña, pero la falta de productores locales hace inviable la compra de kilómetro cero

Foto de archivo de un kiosco de flores las Ramblas. | BERNARDO ARZAYUS

Foto de archivo de un kiosco de flores las Ramblas. | BERNARDO ARZAYUS / europa press. palma

E.P.

Las floristerías prevén una buena campaña de Tots Sants, con un incremento de las ventas del 10 por ciento respecto al año pasado, debido al aumento de visitas a los cementerios, que se prevé que comiencen a partir del sábado hasta el mismo 1 de noviembre.

Este factor hará que de momento las floristerías tengan más demanda, según señalaron los establecimientos asociados a la Federación de la Pequeña y la Mediana Empresa (Pimem).

Diferentes establecimientos explican que las floristerías se han proveído de flor importada principalmente de Ecuador, Colombia, Egipto y Holanda.

Mallorca, con el paso de los años, se ha ido quedando sin apenas productores y los picos de demandas puntuales, como es el caso de la festividad de Tots Sants, hace inviable la compra de producto local o kilómetro cero.

Sobre quién sigue la tradición a día de hoy los profesionales apuntaron que se ve un relevo generacional y en muchos pueblos sí que hay la presencia de gente joven que va a visitar sus familiares.

«Lo hacen solos o acompañados de sus padres, pero sí que hay una participación con más o menos implicación, pero sí, se está presente de manera sentida», aseguró Rafel Prohens, de Motivacions Art Floral de Felanitx.

También se constata por parte de algunos floristas que las familias visitan los cementerios de manera más rápida y ágil. «Antes se dedicaba más tiempo a confeccionar un ramo y limpiar la tumba, ahora todo va más rápido, entran a la tienda escogen un ramo hecho y marchan», apuntó.

Las tendencias sobre qué tipo de ramos se acaban confeccionando desde la patronal se asegura que siguen predominando flores de color rojo, rosa y blanco, aunque este último color se va imponiendo al relacionarse con la pureza y no tan festivo como puedan ser el rojo y el rosa.