La Contracumbre Social del Turismo reclama un modelo "económicamente sostenible" y una "reducción del número de turistas"

El Fòrum de la Societat Civil presenta una carta a los ministros europeos que se darán cita en Palma la próxima semana con datos sobre el impacto del sistema turístico en Baleares y una batería de propuestas

La Contracumbre Social del Turismo reclama un modelo "económicamente sostenible"

N.C.B.

Nair Cuéllar

Nair Cuéllar

Los actos contra la cumbre turística que se celebrará la semana que viene en el Palacio de Congresos de Palma, y que reunirá a 27 ministros de la Unión Europea, han dado los primeros pasos este viernes para reclamar un modelo de turismo "económicamente sostenible" y, en definitiva, una "reducción del número de turistas".

La plataforma Contracimera Social del Turisme ha organizado a primera hora de la mañana, en el Estudi General Lul·lià, una mesa redonda bajo el título Menos cruceros, más vida: una lucha global con la que se ha buscado recabar datos de expertos de otras ciudades europeas para estudiar de qué manera afrontar la problemática. La investigadora italiana Francesca Savoldi, Jane da Mosto, de We are here Venice y Christian Kopp, de NABU-Alemania, de forma telemática, y Dídac Navarro, de Ecologistas en Acción y STOP Creuers Catalunya, de forma presencial, han sido los protagonistas del debate, en el que se ha expuesto cómo los cruceros han establecido "una nueva geometría del poder en el que el puerto impone su ritmo sobre la ciudad", han puesto el foco en la contaminación que se desprende de los grandes buques y cómo afecta a quienes vivien cerca y han destacado el "gran oligopolio existente gracias al cual solo 4 o 5 se reparten el dinero del negocio".

Savoldi ha puesto el foco en la existencia de oligopolios que controlan el comercio marítimo y el de cruceros y que "suponen un desequilibrio en la relación entre puertos y ciudad", ya que existen, dice, lobbys "que pueden amenazar al puerto si no hace lo que las compañías quieren", creándose así una "geometría del poder que crea las condiciones para el déficit democrático", ya que el puerto así, "impone" su ritmo sobre la ciudad.

Por su parte, la experta Jane da Mosto, ha destacado cómo el turismo derivado de cruceros está limitando la vivienda en la ciudad en cuestión y cómo también está afectando en la tipología de puestos de trabajo que se ofrecen. "Hay que encontrar una solución, porque no se trata solo de proteger una ciudad, sino de proteger la vida y la prosperidad", ha sentenciado.

El investigador Christian Kopp ha puesto sobre la mesa cuán contaminantes son los megacruceros, tanto, ha dicho, "que provoca asma e incluso cáncer" en quienes habitan en un perímetro cercano a las emisiones de los buques.

Finalmente, Dídac Navarro ha señalado que los cruceros "juegan un papel fundamental en el modelo de turismo de masas que comparten casi todas las ciudades españolas" y se ha mostrado contundente al decir que los cruceros son "una de las actividades más innecesarias del modelo actual, ya que todas las actividades que se desarrollan en un crucero se podrían hacer perfectamente en tierra sin esta cantidad de emisiones contaminantes", ha especificado.

Ha comentado las investigaciones que desde la plataforma se han hecho en los últimos años para tratar de demostrar lo perjudiciales que son estos grandes buques turísticos para el medio ambiente y la salud y ha señalado que las soluciones que desde algunos países se plantean son insuficientes, porque se sigue contaminando. Así ha señalado que la cuestión fundamental sería "la electrificación de los cruceros", aunque como solución al problema ha sido directo: hay que "apostar por un decrecimiento del sector".

Un momento del debate.

Un momento del debate. / N.C.B.

"Una limitación que no limita"

Minutos antes del inicio de la mesa redonda, Juanjo Suárez, de la Plataforma contra los Megacruceros, ha pedido que se implemente una moratoria y ver qué se puede hacer a partir de datos objetivos. Además, ha criticado que se han encontrado con "una limitación que no limita" y, por ello ha reclamado "menos cruceros" y que los turistas tengan "una mejor calidad de su visita".

Tras el debate, también en el Estudi General Lul·lià, el Fòrum de la Societat Civil ha presentado una carta dirigida a los ministros europeos de Turismo en la que proponen una serie de propuestas encaminadas a la "necesidad de reducir el volumen de turistas". Así lo ha explicado el miembro de la ejecutiva del Fòrum Jaume Garau, que ha señalado que su propuesta, 'Una alternativa al turismo actual', tiene dos partes. En primer lugar, un "recordatorio" de los diagnósticos que hace el Fòrum y otras entidades del impacto del sistema turístico en Baleares, y una serie de propuestas encaminadas a plasmar la "necesidad" de reducir el volumen de turistas, de distribuirlos "mejor", de reconvertir espacios turísticos que están obsoletos y dar pie a una reconversión de estos edificios en proyectos sociales o en vivienda.

A su juicio, "esto daría un impulso económico importante y una cierta sensación a la sociedad de Baleares de que el turismo también compensa sus externalidades y sus impactos". En esta línea, Garau ha explicado que esto "permitiría un pacto civil entre residentes y empresarios del sector turístico", que es su "objetivo final". Por otro lado, ha lamentado que el turismo, "una máquina de crecimiento continuo", esté provocando "la marginalidad de los residentes de Mallorca" quienes "ya no pueden ir a sus playas, ni tranquilamente con el coche, ni a los centros de las ciudades, entre otros".

Actos de la contracumbre y bajo el lema 'MEnos turismo, más vida'

A las 17 horas de este viernes, 27 de octubre, plataformas contra megacruceros, ampliación del aeropuerto, antiautopista y contra jets privados darán el sus oficial a la Contracumbre Social del Turismo con la charla 'Transporte y turismo' en la plaza del Quadrado.

Además, este próximo sábado, día 28, Joan Buades, Nora Müller, Sarah Oppenheimer y Macià Blazquez hablarán a partir de las 10 sobre el turismo y el cambio climático. A las 12.30 se sumarán PSIB-UIB, Rafael Borràs, Catalina Serra y Silvia Montejano para tratar la precariedad laboral y el turismo. Posteriormente tendrá lugar una comida popular y a las 16 horas Neus Tur, Belén Matesanz, Marusia López y Víctor Cornell hablarán sobre la sociedad turistizada, una charla que continuará a las 18.15 horas con la Associació de Veïns de Son Espanyolet, la de Santa Catalina y la Plataforma Antidesahucios.

Los actos de la contracumbre culminarán el día 30 de octubre con una protesta a las 19 horas en la plaza de la Porta de Santa Catalina.