Sindicatos y consumidores no se creen el plan del Govern balear para impulsar la vivienda

La consellera Vidal presentó ayer sus prioridades para la legislatura con el impulso a los pisos a precio limitado y los protegidos en alquiler

Imagen de la reunión de la Mesa de la Vivienda

Imagen de la reunión de la Mesa de la Vivienda / B. Ramon

Fernando Guijarro

Fernando Guijarro

El plan del Govern para impulsar vivienda asequible durante la presente legislatura despierta el escepticismo de la asociación de consumidores de las islas Consubal, de los sindicatos UGT y CCOO y de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, según se ha puesto hoy en evidencia tras la reunión de la Mesa organizada por el Ejecutivo autonómico para abordar este tema con colegios profesionales, organizaciones empresariales y sindicales, y entidades sociales, entre otros participantes. Durante este encuentro, la consellera de Territorio, Marta Vidal, ha expuesto las líneas que su departamento pretende desarrollar durante el periodo 2023-2027, pero al concluir el presidente de Consubal, Alfonso Rodríguez, no ha dudado en calificar las primeras iniciativas adoptadas de «tomadura de pelo» con «mucho ruido y pocas nueces».

Vidal, acompañada por el director general de Arquitectura, José Francisco Reynés, ha comunicado que las prioridades para los próximos cuatro años van a ser el despliegue de las medidas aprobadas para sacar al mercado viviendas a precio limitado, elevar la cifra de viviendas protegidas en alquiler con la colaboración de la iniciativa privada y los proyectos impulsados por el IBAVI, y agilizar el pago de las ayudas al alquiler y de los fondos europeos para la rehabilitación energética. A ello se suma la elaboración de un plan estratégico y de una nueva ley balear de vivienda, y la creación de un observatorio para disponer de datos propios sobre esta materia, entre otras cuestiones.

Trabajo de los Ayuntamientos

Sobre el decreto ley para impulsar la vivienda de precio limitado, se ha aplaudido que los Ayuntamientos estén estudiando ya qué parte de las medidas aprobadas para desarrollar este tipo de inmuebles van a aplicar, y se ha reconocido que no van a tener un carácter uniforme, sino que habrá diferencias según el municipio.

Reynés ha indicado que la previsión de la Conselleria es que las iniciativas que van a tener más impacto son la que prevén que se usen suelos destinados inicialmente a equipamientos para levantar pisos a precio limitado, y la transformación de locales comerciales en residencias.

Un aspecto especialmente destacado es que se está analizando qué terrenos públicos se van a ofrecer a la iniciativa privada para que edifique viviendas de protección oficial destinadas al alquiler, que podrán ser explotadas durante un máximo de 75 años para luego pasar a manos públicas. Además, se ha indicado que el IBAVI va a firmar más de 20 convenios para conseguir terrenos en los que desarrollar vivienda de protección oficial.

También se ha anunciado una nueva ley autonómica de la vivienda con la que se incentivará la colaboración público-privada, un plan director sectorial y la creación de un observatorio para disponer de datos propios sobre esta materia.

Contra la ocupación ilegal

La lista incorpora un plan contra la ocupación ilegal con protocolos de intervención rápida, y la puesta en marcha de un programa pionero de alquiler seguro en el que el Govern actuará de intermediario entre el propietario y el inquilino.

Estas medidas han sido acogidas con escepticismo por las organizaciones antes señaladas, ante lo que Vidal ha respondido que su prioridad es sacar más viviendas al mercado sin consumir territorio y sin usar recursos públicos.

Ayudas al alquiler

Uno de los compromisos adquiridos por la consellera de Territorio, Marta Vidal, es el de agilizar el pago de las ayudas al alquiler para las familias con rentas bajas, dado el retraso que se registra, aunque se ha reconocido que todavía no se han decidido los medios que se van a destinar para ello.

De momento, en noviembre se harán nuevos pagos para dejar abonadas casi en su totalidad las peticiones de 2021, y se liquidará también una parte de las pendientes de 2022.