Los vuelos entre Mallorca y Nueva York crecen un 10 % este verano

La apuesta de United por Mallorca se consolida en un vuelo estacional extendido hasta finales de septiembre

Pasajeros procedentes de Nueva York a su llegada a Mallorca en el vuelo inaugural de United.

Pasajeros procedentes de Nueva York a su llegada a Mallorca en el vuelo inaugural de United. / Manu Mielniezuk

Myriam B. Moneo

Myriam B. Moneo

Este septiembre finalizará la ruta estacional entre Mallorca y Nueva York, que en su segunda temporada en marcha y empuja un mercado emisor emergente en la isla, como es el norteamericano, que ahora puede viajar directamente a Son Sant Joan sin tener que hacer escalas. Hasta finales de mes este verano United Airlines ha programado un 10,2 % más de plazas aéreas que la temporada pasada, cuando estrenó la ruta.

Los vuelos directos desde la Gran Manzana, desde el aeropuerto Internacional Libertad de Newark, se reanudaron el 25 de mayo, una semana antes que en el verano de 2022. La buena acogida que tuvo la inauguración de esta ruta el año pasado hizo que se cumplieran las expectativas de United Airlines. Por ello, la compañía aérea estadounidense también decidió mantenerla otros siete días más, hasta el 27 de septiembre. Son tres las frecuencias semanales de este vuelo.

Así, entre mayo y septiembre, United ha programado 14.580 plazas aéreas con Mallorca, un 10,2 % más que el verano pasado. Son 1.350 asientos más, según datos facilitados por Mabrian, la firma de inteligencia turística y big data con su sede en Menorca.

Ahora queda por ver el análisis que hará la aerolínea estadounidense del comportamiento de la ruta esta temporada alta en Mallorca y si de nuevo decide alargar su duración de cara a 2024 o incluso convertirla en permanente.

La planta hotelera de la isla se ha beneficiado del crecimiento del mercado norteamericano, el que ya buscaba Mallorca cuando no había vuelos directos. Sobre todo la oferta de lujo ha sido la que más está viendo como crece el turismo de Estados Unidos, que llega al destino para conocer la singularidad de la isla.

Igualmente, la demanda de los mallorquines hacia Nueva York ha ido en aumento este verano, a pesar de que las tarifas más económicas, entre 500 y 600 euros por pasajero, ya habían desaparecido a mediados de marzo. Ya para aquellas fechas los precios se disparaban a unos 900 euros. El paquete de siete días y seis noches en hotel de tres estrellas les ha salido a los mallorquines esta temporada entre 1.600 y 1.800 euros, incluidos traslados, según la patronal de agencias de viaje Aviba.

Suscríbete para seguir leyendo