Yolanda Díaz: "Soy amiga de Armengol, el Congreso queda en muy buenas manos"

La líder de Sumar defiende su gran relación personal con Armengol, a la que considera una candidata «ideal para la España diversa» 

PP y Vox apuntan hacia el caso de las menores tuteladas

Yolanda Díaz junto a Francina Armengol durante la pandemia

Yolanda Díaz junto a Francina Armengol durante la pandemia / Manu Mielniezuk

Andrés Martínez

Andrés Martínez

La líder de Sumar y vicepresidenta segunda en funciones, Yolanda Díaz, se mostró muy satisfecha con la candidatura de Francina Armengol para ocupar la presidencia del Congreso de los Diputados. «Soy su amiga y en lo personal le deseo lo mejor. Desde luego creo que la Cámara del Congreso queda en muy buenas manos»

En este sentido, Díaz determinó que el perfil de la expresidenta del Govern es el idóneo para el actual momento que vive el país. «Su presidencia denota unas características importantes en la España diversa del siglo XXI». Asimismo, Aina Vidal, diputada de Sumar por Barcelona, también defendió que ha sido un acierto por parte del PSOE. «Es un perfil claramente plurinacional, que fue muy contundente en momentos tan complejos y tan negativos para Cataluña como el 155».

Por su parte, el alcalde socialista de Barcelona, Jaume Collboni, destacó que la diputada balear «simboliza la España progresista, plural y federal, desde el punto de vista de modelo de país que queremos. Es la mejor muestra de aquello que han expresado los ciudadanos y ciudadanas en el conjunto de España: que no quieren volver atrás». 

Los nacionalistas, a favor

La candidatura de Armengol también gustó en el seno de las formaciones nacionalistas del resto del país. Es el caso del BNG, quién confirmó su voto a favor de la mallorquina. «Se ha dado el compromiso que pretendíamos, con el reconocimiento de la pluralidad existente en el Congreso y facilitando el trabajo de todas las fuerzas representadas», explicó el diputado electo Néstor Rego. Otra de las formaciones que no vio con malos ojos esta decisión fue Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que no aseguró su apoyo, pero expresó que el nombre de Armengol «es mejor que muchos otros. A priori tiene una sensibilidad para ciertas cosas, pero tenemos que ver también qué margen tendría una vez llegase a ejercer este papel», detalló el diputado Francesc-Marc Álvaro.

Por otro lado, tanto el Partido Popular como Vox criticaron la opción de Armengol como presidenta, apuntando hacia el caso de las menores tuteladas en Balears. José Vicente Marí Bosó, diputado de los populares, consideró «un despropósito» que el PSOE la presente como líder en políticas de igualdad cuando «fue quien defendió con más ahínco la ley del ‘solo sí es sí’ mientras excarcelaba a agresores sexuales o rechazó investigar el descontrol en la protección de las menores tuteladas explotadas». Incluso la propia cuenta del PP en Twitter lanzó un mensaje a Pedro Sánchez, advirtiendo que «a lo mejor las risas de sus compañeros vienen de haber cruzado lo de feminista con los casos de las menores tuteladas prostituidas en Baleares».

En el caso de Vox, el líder nacional Santiago Abascal se mostró muy contundente respecto a la figura de Armengol. «Se ha convertido directamente en una filonacionalista en su territorio». Abascal indicó que su posición en relación a cualquier dirigente socialista «es extremadamente negativa». También hizo referencia al Govern de Balears, del que espera que sea «un dique de contención ante un gobierno chantajeado por quien quiere destruir la unidad».