El Grupo Municipal Socialsta en el Ayuntamiento ha emitido un comunicado en el que se han mostrado "sorprendidos" tras las declaraciones de Jaime Martínez esta mañana, en las que aseguraba que "no conocía la avería de la planta de Lloseta". Desde el PSOE Palma aseguran que la compra de los buses fue "una oportunidad que no se podía dejar pasar", abogando por su apuesta por los vehículos de cero emisiones y apoyándose en el proyecto Green Hyslando, del que la EMT es socio.

El comunicado asegura que los cinco buses comenzaron a aterrizar en la isla durante el mes de febrero, tras ser adjudicado a la empresa Solaris, ganadora del concurso. "Desde la llegada de los nuevos vehículos, han prestado servicio a la ciudadanía con el suministro de hidrógeno que llegaba a Mallorca, semanalmente hasta que arrancase la generación de hidrógeno en la planta de Lloseta. Sorprendentemente, han dejado de llegar por orden del nuevo gobierno de Martínez", afirman en su comunicado.

Los socialistas resaltan que el sumunistro que llegaba desde Barcelona era "una solución provisional a la espera de que se solucionases los problemas técnicos de la planta", y explican que "era una cuestión ajena al ayuntamiento de Palma". Además, reclaman que el alcalde "deje de quejarse y busque soluciones", en concreto exigiendo a las empresas gestoras las explicaciones pertinentes.

Desde el PSEO Palma critican que el nuevo ejecutivo "no tienen nigún proyecto para Palma" y que "solo se dedica a criticar las acciones realizadas por el anterior Govern".