El presidente del Parlament balear ha plantado este mediodía a una treintena de niños saharauis que pasan sus vacaciones en Mallorca. Gabriel Le Senne, de Vox, no ha ido a la recepción oficial que la Mesa de la Cámara autonómica ha ofrecido a la comitiva, como es tradicional. En su lugar, el presidente ha enviado a los dos vicepresidentes de la institución, Mauricio Rovira (PP), que ha excusado a Le Senne, y a Mercedes Garrido (PSOE).

Oficialmente, el Parlament ha alegado que Le Senne no ha acudido a la recepción porque a la misma hora le coincidía una audiencia al coronel jefe de la Guardia civil en Baleares, Alejandro Hernández. Así las cosas, el presidente estaba en una sala con el coronel, mientras en una dependencia contigua Rovira atendía a los menores refugiados en los campos de Tindouf (Argelia), que pasan sus vacaciones en Mallorca, dentro del programa Vacances en pau. Según ha sabido este diario, Le Senne hizo coincidir la cita del coronel con la recepción de los saharauis.

En contraposición a la postura de Le Senne, la presidenta del Govern balear, Marga Prohens, sí ha recibido a primera hora a los niños que luego han ido al Parlament. Ha sido en el patio del Consolat, donde ha recibido a los menores junto a los represantes de la Associació d’Amics del Poble Sahrauí de les Illes Balears.

Marga Prohens ha ofrecido este mediodía una recepción a los niños saharauis del programa "Vacaciones en paz 2023". CAIB

Cabe recordar que a finales de 2019 los diputados de Vox en las islas abandonaron el Grupo Interparlamentario Paz y Libertad en el Sáhara, en el que están integrados el resto de partidos de Baleares, y cuyo fin es dar voz a la lucha del pueblo saharaui en su conflicto con Marruecos.

La Associació d’Amics del Poble Sahrauí de les Illes Balears repite por segundo año el programa de Vacances en pau gracias a las familias de acogida, los voluntarios y voluntarias y el soporte del Govern Balear que han hecho este proyecto posible. 

“Dolorosamente se tuvo que cancelar el año 2020 y 2021 debido a la pandemia del coronavirus” destaca la presidenta de la asociación Catalina Rosselló. Los pequeños y pequeñas embajadores ya están en Palma de Mallorca recordando que la solidaridad es muy necesaria ya que la población depende de ayuda internacional sufriendo carencias de todo tipo agravadas por la pandemia y tras el inicio de la guerra silenciada e ignorada en noviembre del 2020. Los ciudadanos del Sahara cada vez notan más estas carencias, provocadas también por la violación de los derechos humanos y la represión por parte del régimen marroquí. 

La presidenta de la asociación pide que “el gobierno español debe rectificar en el cambio de su posición poniendo fin a esta vergüenza y cumpliendo un proceso de escolarización que dejaron sin cerrar y el pueblo saharaui pueda decidir sobre si futuro con completa libertad”. La asociación afirma que “saben que el pueblo saharaui no está solo y que este compromiso seguirá durante muchos años”. 

Tras la comparecencia de la presidenta de la asociación ha tomado su turno el delegado del pueblo emisario ha agradecido la acogida de los niños que “simboliza el compromiso de las islas con la legitimidad internacional y el derecho del pueblo saharaui a decidir su futuro, es la convicción de la importancia de los lazos históricos y culturales que unen al pueblo con la nación española y parte del apoyo unitario”. Este programa alivia los sufrimientos de los niños saharauis en la época de verano. 

El vicepresidente Mauricio Rovira se ha disculpado de parte del presidente y ha comparecido por primera vez en un acto público como tal. Ha agradecido mencionando a Mercedes Garrido, vicepresidenta la reunión que todos los presentes en el Govern. “Estáis aquí hoy donde se recibe a la gente importante y es un honor que estéis aquí y podáis disfrutar de lo que os brinda este programa y poder tener todo lo que os brinda; comida de otra cultura, ocio, actividades y revisiones médicas” destacaba el vicepresidente.