Marlaska no aclara los incentivos para que los policías vengan a Balears

El ministro de Interior afirma que se están estudiando varias soluciones y aboga por conseguir una plantilla fija en las islas

El ministro saludó a los policías de Palma. | EFE

El ministro saludó a los policías de Palma. | EFE / j.f.mestre. palma

El ministro Fernando Grande Marlaska ha realizado hoy una visita institucional a las instalaciones policiales de Mallorca y de Eivissa. También visitó el servicio de atención a los turistas de Calvià. El ministro mantuvo una reunión con los mandos de la Policía Nacional de Balears, en la que le expusieron las principales carencias que afrontan.

Marlasca no aclara los incentivos para que los policías vengan a Balears | EFE

Marlaska no aclara los incentivos para que los policías vengan a Balears | EFE / j.f.mestre. palma

El titular de Interior reconoció que está al corriente de los principales problemas que sufren los funcionarios policiales en Balears. Problemas que se centran, sobre todo, en la carestía de la vida, que hace que los funcionarios que eligen las islas lo hagan casi como última opción y pidan el traslado a otro destino en cuanto tienen oportunidad. El ministro señaló que su objetivo es conseguir mejorar «la eficacia y la eficiencia» de la labor policial, lo que supone conseguir actualizar las plantillas en función de la población real de las islas, tanto de residentes, como de visitantes. En este sentido, Grande Marlaska señaló que su propósito es conseguir que estos funcionarios policiales que trabajan en Balears, «se queden y no opten por marcharse», pero no detalló ningún incentivo para lograr este objetivo. Fue poco concreto para aclarar las soluciones que se plantean, limitándose a señalar que se estudian varias posibilidades. Además del aspecto económico, que «consideró muy importante», también se están valorando otros elementos para beneficiar a estos funcionarios, como sería facilitar el ascenso en la carrera profesional, o promocionarles para que tengan preferencia en especializaciones.

Sobre el problema que supone para los funcionarios policiales encontrar una vivienda en Balears a un precio razonable, el titular de Interior explicó que su departamento también está estudiando las posibilidades para encontrar soluciones. Detalló que se está trabajando con otras administraciones, sobre todo en Eivissa, para buscar espacios públicos para que puedan ser utilizados por estos funcionarios.

El ministro de Interior señaló que no se mostraba especialmente preocupado por el aumento del número de migrantes que han llegado en los últimos años en Balears. Dijo que cualquier territorio costero del país se convierte en una puerta de entrada para la migración irregular, si bien el ministro presumió del trabajo que se está realizando en los países de origen de estas personas que se aventuran a realizar estos peligrosos viajes para llegar a Europa. Dijo que la migración se había reducido un 40 por ciento.