El sindicato STEI Intersindical ha recurrido las bases generales y las convocatorias de estabilización del Servicio de Salud porque, ha avisado, "incumplen" el Decreto Ley 6/2022 porque "no prevén requisito de catalán", y ha alertado de la "inseguridad jurídica" del proceso.

En una nota de prensa, el sindicato ha presentado un recurso potestativo de reposición contra las bases generales del proceso de estabilización del Servicio de Salud de Baleares y uno contra cada una de las convocatorias que eximen del requisito de catalán con carácter general.

Para el STEI Intersindical, la explicación jurídica es "muy sencilla". El Decreto ley 6/2022 -posterior a la Ley 4/2016 y, por tanto, prevaleciente si se contradicen- marca que se ha de exigir un nivel de catalán como requisito en todas las convocatorias de los procesos de estabilización de la administración autonómica -incluido el ámbito sanitario-.

Pero aún hay un motivo "más evidente" para el sindicato. Todas las plazas que se ofrecen en este proceso de estabilización han sido ocupadas durante más de tres años, es decir, está "completamente acreditado" que "no hay falta de profesionales" en estas categorías. Además de esto, el mismo Decreto ley 6/2022 establece un margen de dos años para acreditar este requisito, en el caso de las personas que ocupan las plazas. Es decir, "no hay ninguna necesidad de eximir del requisito a ninguna convocatoria".

Con todo, el sindicato ha considerado que "hay que tener en cuenta que la población de Baleares tiene el derecho de ser atendida en catalán en los centros de salud y los hospitales de las Islas". Por este motivo, ha advertido que "el Servicio de Salud actúa de manera arbitraria cuando exige, por ejemplo, el nivel B1 de catalán a un electricista y no exige ningún nivel a un médico --que tendrá que tratar con personas que tienen el catalán como lengua habitual--".