Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las empresas de Baleares hacen frente al ‘desierto invernal’ con dinero pero con peligros

Govern y Cort emitirán en marzo una nueva campaña de bonos de descuento para ayudar al comercio en el tramo final del periodo de menor actividad

Familias y empresasafrontan la ‘cuesta’ deenero, febrero y marzo con reservas. B.RAMON

Las empresas de Baleares se enfrentan a partir de ahora a los meses más difíciles del año debido a la caída en la actividad que las islas registran una vez superadas las fiestas navideñas y hasta que se inicia la temporada turística con la celebración de la Semana Santa. Para superar esta ‘travesía por el desierto’ se han conseguido durante los meses previos unas reservas económicas suficientes, lo que permite pronosticar que la mayor parte del tejido empresarial de las islas logrará superar esta prueba, según se pone de relieve desde las patronales del archipiélago. Pero se lanza una advertencia adicional: la elevada inflación que se ha registrado y una rentabilidad menor de la esperada va a hacer que muchos pequeños y medianos negocios vayan a padecer dificultades para llegara abril.

En este apartado se señala el caso de numerosos pequeños comercios de moda que, hasta hace muy poco, han visto como la demanda estaba muy debilitada a causa de las elevadas temperaturas. Para ayudar a estos establecimientos, que están entre los que más riesgos presentan, el Govern va a lanzar en marzo una nueva campaña de bonos de descuento, a la que previsiblemente se sumará el ayuntamiento de Palma con el que se también se está negociando este tema desde las patronales del ramo. Con todo ello, el presidente de la mayor asociación empresarial del sector (Afedeco), Toni Gayá, expresa su esperanza de que durante estos tres meses los cierres no alcancen al 5% de las tiendas.

Un aspecto que se pone de relieve desde las organizaciones empresariales CAEB y PIMEM es que la temporada de 2022 no solo ha sido muy buena, mejorando a medida que avanzaba, sino que además se alargó hasta noviembre.

Según el presidente de la segunda de estas patronales, Jordi Mora, eso ha supuesto también que se han alcanzado cifras récord en el empleo, y que además éste se ha mantenido durante más semanas de lo habitual, favoreciendo el que las familias hayan conseguido unas reservas económicas suficientes como para mantener el consumo durante el invierno. Este punto explica que se declare «optimista» respecto a la evolución que se va a registrar durante las próximas semanas.

Los peligros

Pero se insiste en la existencia de riesgos. Desde CAEB se señala que muchas empresas «arrastran préstamos y deudas de la pandemia» y se recuerda que durante el primer trimestre del año la actividad turística presenta los niveles más bajos y que el consumo local se está viendo lastrado por la inflación. Mora admite también que durante estos meses va a haber empresas que «sufrirán» hasta que se alcance la Semana Santa, pero pronostica que la inmensa mayoría aguantará hasta una próxima temporada turística, que en la feria de Madrid Fitur se ha perfilado como muy positiva.

La situación de dos de los sectores más importantes durante el periodo de actividad invernal y además plagados de microempresas, como son el comercio y la restauración, presentan perfiles con diferencias apreciables.

En el caso del comercio, se reconoce que durante los últimos meses del pasado año ha habido momentos con un balance claramente positivo, como fueron el Black Friday y las jornadas en las que Govern y ayuntamiento de Palma emitieron los bonos para comprar con descuento en los pequeños establecimientos, junto a días puntuales de la campaña navideña, especialmente en el caso de la alimentación, según destaca Toni Gayá, junto al presidente de Pimeco, Antoni Fuster, y el vicepresidente de Pimem-Comerç, Miguel Angel Salvá.

Pero en este caso la reactivación no ha sido tan potente como se esperaba, lastrada además por unas temperaturas anormalmente altas hasta hace pocas jornadas, lo que ha frenado la adquisición de moda, aunque se espera un repunte con la llegada del frío coincidiendo con las rebajas.

Eso explica que se auguren dificultades y el tener que recurrir a las pólizas bancarias para poder llegar a abril «exhaustos», con una «cuesta de enero que va a ser una rampa del 90%», según lamenta Salvá.

Vales de descuento

En este contexto, se pone en valor que se esté preparando una nueva campaña de las Administraciones de las islas para comprar con descuento. Fuster adelanta que la conselleria de Sectores Productivos ha comprometido ya la emisión de vales por valor de 500.000 euros para marzo, y de un millón para octubre, una iniciativa que se está tratando también con el Consistorio palmesano y cuyo importe se espera superior al del Govern.

Mayor optimismo expresa el presidente de Restauración-CAEB, Alfonso Robledo, que señala la intensa actividad alcanzada por este sector durante el pasado año y la previsión de que se podrá superar sin excesivos problemas el primer trimestre de 2023 gracias también a las elevadas cifras de empleo existentes.

Compartir el artículo

stats