Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Impulso al turismo de congresos en Mallorca, se unen la estrategia pública y privada

El Consell y el Ayuntamiento se integran en el Mallorca Convention Bureau, la asociación que promociona la isla como destino MICE - «Ya nos están viendo como un gran competidor», dice Vidal, su presidente

Ramón Vidal, José Hila, Catalina Cladera y Andreu Serra ayer, en la sala de prensa del Consell. | CONSELL

El Mallorca Convention Bureau (MCB), la asociación que promociona la isla como destino de turismo de congresos desde hace más de cuarenta años, se convierte en el último ejemplo de la colaboración público-privada: el Consell de Mallorca y el ayuntamiento de Palma se han incorporado. A partir de ahora la estrategia para impulsar a la isla en el segmento del turismo de negocios o MICE (reuniones, incentivos, convenciones y ferias, por su sigla en inglés) se reforzará, en un momento en el que las empresas ya han reactivado los viajes corporativos retomando las cifras de 2019.

La adhesión al Mallorca Convention Bureau, que preside Ramón Vidal, se produce a través de la Fundación Mallorca Turismo, por parte del Consell, y la Fundación Turismo Palma 365, del Ayuntamiento.

El anuncio lo hicieron la presidenta del Consell, Catalina Cladera; el alcalde de Palma, José Hila, y Ramón Vidal. La presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca, María Frontera, asistió en representación de la Cámara de Comercio, que también se incorpora al Mallorca Convention Bureau con la modificación de los estatutos de la entidad.

Cladera celebra que la estrategia del MICE sale reforzada con esta alianza para consolidar a la isla como un destino preferente que cuenta a su favor con una elevada conectividad aérea o más de 300 instalaciones para el turismo de negocios repartidas por la isla.

El Consell aportará 360.000 euros al MCB y el Ayuntamiento otros 50.000 euros para contribuir a las acciones que se llevan a cabo para posicionar a Mallorca entre los principales destinos de turismo de negocios, actividad que «ayuda a desestacionalizar», como señalaron Hila y Frontera. La presidenta de los hoteleros remarcó que también fuera de Palma hay «capacidad» para albergar la celebración de eventos porque el sector se ha «puesto las pilas» ante un segmento estratégico por el efecto de arrastre que conlleva en la actividad económica.

Ventanilla única

«Necesitábamos un cambio de modelo» en el MCB, «e ir de la mano con las instituciones como otros competidores», explica Vidal, señalando a Madrid y Barcelona, donde «el MICE ha sido clave» para el desarrollo de las ciudades. «Ya podemos competir con muchos de los principales destinos del Mediterráneo y nos están viendo como un competidor de mucha proyección», confirma el también director general del Palau de Congressos.

Mallorca cuenta con grandes bazas a su favor para potenciarse como destino MICE: la conectividad, que es «clave» y el patrimonio cultural, infraestructuras y entidades con reconocimiento internacional (UIB, ParcBit, Imedea, Ifisic o Inagea), el comercio o el clima.

El presidente del Mallorca Convention Bureau, asociación que nació en 1979 y que reúne a115 empresas de la isla, subraya la importancia de desarrollar una ventanilla única, siguiendo el modelo de otros destinos competidores, para dar «una respuesta rápida y eficaz» a los clientes interesados en celebrar sus eventos en la isla. Vidal pide que se «involucren las instituciones» para facilitar el desarrollo de la industria MICE ante el «impacto» económico que dejan los eventos.

Por la evolución del negocio MICE este primer trimestre se prevén superar las cifras negocio de la prepandemia. Los hoteles «van de bólido». Solo un gran evento de formación por el lanzamiento de nuevos vehículos eléctricos, que ocupa todo el recinto del Palau, va a generar 15.000 estancias de enero a marzo. En marzo se celebrará en Palma la asamblea anual del Spain Convention Bureau.

Compartir el artículo

stats