El Consell de Govern aprobó ayer el Proyecto de ley de comunidades baleares o isleñas fuera del territorio balear, con el fin de dar respuesta a cuestiones que la normativa vigente no preveía. El portavoz del Govern, Iago Negueruela, precisó que estas cuestiones fueron propuestas por el Pleno del Consejo de Comunidades Baleares en el Exterior, que tuvo lugar en Palma en enero de 2020.

Precisamente, durante la visita de la presidenta del Govern, Francina Armengol, y la consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, en junio en San Pedro en Argentina, esta propuesta de nuevo texto legislativo recibió el visto bueno del XXIV Consejo de Comunidades Balears en el Exterior.

La revisión normativa recoge las peticiones formuladas en los últimos años por las comunidades isleñas fuera del territorio para poder participar en la vida social y cultural de Baleares.

La nueva propuesta de acuerdo del Proyecto de ley tiene por objeto precisar el concepto y la definición de población isleña fuera del territorio balear y perfilar los requisitos para gozar de la condición de comunidad isleña fuera del territorio.

Además, dadas las peticiones de las casas baleares, se delimitan los requisitos que deben cumplir las personas que residen fuera del territorio para que, sin tener la condición política de ciudadanos de Baleares, puedan ser miembros de pleno derecho de las comunidades isleñas fuera del territorio a causa de su vinculación afectiva, emocional, o de cualquier otra naturaleza.

El nuevo Proyecto de ley plantea también la creación del Día Internacional de las Comunidades Baleares en el Exterior, el 15 de julio, en conmemoración de la fecha de promulgación de la primera ley reguladora de las comunidades isleñas foráneas.

Por lo que respecta a la representación institucional, la futura ley propone la creación de dos comisiones específicas, una comisión de los grupos parlamentarios que forman parte del Parlament, como símbolo de la pluralidad que debe presidir las relaciones políticas con la diáspora balear, y una segunda comisión de entidades locales de Baleares con las comunidades isleñas fuera del territorio balear.

El Govern, dadas las peticiones de las casas baleares, prevé la convocatoria para 2023 de ayudas para actividades culturales, mejora de las casas y gasto corriente, con un presupuesto de 100.000 euros, para dar apoyo a estas entidades para que puedan mantener su vínculo con las islas