El Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) ha dado la orden de pago de la ayuda de 200 euros que han solicitado 22.215 personas en el marco de la campaña Bo per a les famílies, que finalizó el pasado 21 de noviembre.

La institución insular puso en marcha esta campaña el 21 de octubre, con un presupuesto total de 5 millones de euros, con el fin de ofrecer una inyección económica puntual de 200 euros a los núcleos con una renta familiar anual que no superara los 40.531 euros, y ayudarles a aliviar así el alza de los precios derivados del incremento de la inflación.

En una primera fase se ha iniciado el pago en 16.695 solicitudes presentadas en nombre propio después de haberse comprobado que cumplían todas las condiciones que se requerían para obtener la ayuda, indicó la institución insular este miércoles en una nota. El resto de las solicitudes todavía se están estudiando y se prevé que durante la primera quincena del mes de enero se publique un nuevo listado que incluirá las solicitudes pendientes y las que hayan sido definitivamente denegadas por no cumplir con los requisitos, así como las que hayan sido presentadas por un representante y sí se consideren aptas.

Desde el IMAS se ha puesto en marcha un equipo específico de subvenciones para estudiar una por una las solicitudes que no han sido todavía aprobadas y notificar a las familias interesadas el error o la carencia de documentación que deben solucionar poder percibir la ayuda de 200 euros. Todas las notificaciones se harán vía electrónica al correo que figure en la solicitud y, una vez se haya recibido, las personas afectadas dispondrán del habitual período de diez días hábiles para responder al requerimiento.

La resolución con el listado de personas a las que se les ha concedido estas ayudas se publicará en el BOIB en los próximos días.