Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patricia Guasp, elegida por Arrimadas para las primarias de Ciudadanos: «Hay que dar más voz y autonomía a todos a los territorios»

Patricia Guasp, ayer en Madrid ante la atenta mirada de Inés Arrimadas. EFE

Patricia Guasp es la elegida de Inés Arrimadas para capitanear Ciudadanos. La actual presidenta quiere que la coordinadora del partido en Baleares sea la portavoz política de su proyecto, mientras que el eurodiputado Adrián Vázquez aspirará a ser el secretario general. Pese a que aún tiene que aprobarse en la Asamblea Extraordinaria que se celebrará en enero, la intención es tener un modelo bicéfalo: por un lado la parte orgánica y por el otro, la política. De esta forma, Arrimadas seguiría liderando Cs desde dentro. Al frente tendrán al actual portavoz, Edmundo Bal, que ya presentó su lista el pasado miércoles.

En los últimos meses, Guasp ha sido la persona encargada de organizar la cuestión autonómica ante las elecciones de 2023. Se convirtió en una pieza clave de la formación naranja a raíz de la crisis generada en el seno del partido por los malos resultados electorales, sobre todo después del batacazo en Andalucía, y las difíciles expectativas que auguran las encuestas. 

Guasp formará un tándem con Vázquez, una de las figuras con más proyección dentro de Cs. La intención principal es que sea ella quien asuma la portavocía política, el cargo que detenta Bal en estos momentos, para ser la encargada de liderar los asuntos políticos fuera del Congreso de los Diputados. En la lista también estarán Guillermo Díaz (diputado en el Congreso) y Nacho Martín Blanco (portavoz de Cs en el Parlament catalán).

Guasp explica que desde el inicio del proceso de escucha se repetía una proclama importante: los líderes regionales reclamaban más autonomía en contraposición del poder estatal. Tras consultar a las principales figuras de todas las Comunidades Autónomas, Guasp ha llegado a la conclusión de que el futuro del partido pasa por construir un partido «más transversal y menos dependiente del mandato nacional».

En este sentido, sitúa a las islas como el mejor ejemplo: «Aquí podemos ser decisivos en las próximas elecciones. No hay que ser subalternos y no debemos tener socios preferentes. La clave está en decir la verdad y tratar a los votantes como adultos». Así, afirma que la candidatura de Arrimadas y la de Bal representan dos modelos distintos: mientras la primera se decanta por otorgar una mayor soberanía a las direcciones territoriales, el segundo apuesta por un partido «solo en clave nacional»: «Después de todo el proceso de escucha, Bal se salió del consenso. Todos nos decían lo mismo: hay que dar más voz y autonomía a los territorios».

Confiesa que la decisión de situarse al frente de la lista se tomó en las últimas semanas «después de debatirlo y pensarlo mucho». La política balear destaca el trabajo que está haciendo su partido en las islas. «Ciudadanos no va a desaparecer. Los liberales no nos rendimos, el año que viene obtendremos representación en las tres islas, un mínimo por tanto de tres diputados, y seremos decisivos», aseguraba hace unos meses.

Siempre ha sido una persona de máxima confianza para Arrimadas. En una entrevista a este diario, ya dejó claro que «solo puedo decir que Patricia ha hecho una cosa muy difícil que es coser el partido, liderarlo en un momento difícil y está jugando un papel fundamental en la refundación de Cs. Patricia está en mi equipo de confianza, es una jabata y solo le puedo decir cosas buenas». De igual forma, en su última visita a las islas Arrimadas reivindicó que Guasp «se enfrenta sin complejos al bipartidismo y al nacionalismo» y explicó que Baleares iba a ser «fundamental» para el proyecto de Cs.

Compartir el artículo

stats