SANIDAD

IB-Salut deberá emitir un informe para eximir del catalán a los médicos escasos

El Plan de Estabilidad publicado ayer en el BOIB contempla hacer fijos a casi mil facultativos

Una imagen de archivo de las movilizaciones contra el uso del catalán en la sanidad pública

Una imagen de archivo de las movilizaciones contra el uso del catalán en la sanidad pública / GUILLEM BOSCH

I. Olaizola

I. Olaizola

El Boletín Oficial de las Illes Balears publicó ayer la convocatoria de los procesos selectivos del Plan de Estabilidad del Servei de Salut que contempla convertir en indefinidas un total de 4.115 plazas, 2.496 por concurso-oposición y 1.619 por concurso extraordinario, de hasta 147 categorías profesionales diferentes. Todas estas plazas tienen que ser ocupadas por los titulares en un plazo máximo de dos años, esto es, accederían a ellas en enero del año 2025.

De estas 4.115 plazas, casi un millar (969) corresponden a personal médico y el Servei de Salut debería emitir un informe para cada una de las especialidades a las que por el actual déficit de profesionales se les podrá eximir del conocimiento del nivel B de catalán para acceder a la plaza en cualquiera de sus dos modalidades.

Según refleja la convocatoria de ayer en el BOIB, «la disposición transitoria 2ª de la Ley 4/2016, de 6 de abril, de medidas de capacitación lingüística para la recuperación del uso del catalán en el ámbito de la Función Pública, establece que excepcionalmente y cuando la prestación asistencial pueda resultar afectada por la carencia o insuficiencia de profesionales (...), las convocatorias (...) pueden eximir los requisitos de conocimientos de catalán exigidos por esta disposición transitoria, una vez oído el órgano competente en materia de planificación de recursos humanos del Servei de Salut de las Illes Balears o de la entidad correspondiente, que emitirá preceptivamente un informe sobre la vigencia y la extensión de la exención mencionada».

Como se recordará, el Tribunal Supremo anuló un decreto posterior a esta ley en la que el Govern fijaba que los médicos y enfermeras que desconocieran el idioma catalán podían presentarse a oposiciones sin acreditar ese conocimiento con la condición de que lo debían hacer a los dos años de haber tomado posesión de la plaza, en caso de obtenerla. En caso de no cumplir esa condición, se les impediría participar en procesos de promoción funcionarial.

De las 969 plazas de médicos ofertadas en la convocatoria de ayer, 463 de ellas corresponden a facultativos especialistas (136 la obtendrán mediante un concurso de méritos y las 327 restantes por un concurso con examen). De todas ellas, previsiblemente se emitirá un informe para eximir del conocimiento idiomático a un total de 52 anestesistas y a 80 médicos de Urgencias hospitalarias, solo por citar algunas de las especialidades afectadas.

Y previsiblemente pasará lo mismo con las 463 plazas de Primaria entre las que figuran 265 médicos de cabecera, 85 pediatras y 121 facultativos de las Urgencias de este nivel asistencial. En total 471 de las 506 plazas que se estabilizarán en Primaria.

Suscríbete para seguir leyendo