Meritxell Batet, presidenta del Congreso de los Diputados, visito ayer el Parlament de Balears en una jornada de trabajo e intercambio con parlamentarios y el presidente de la Cámara Autonómica, Vicenç Thomàs. Batet explicó que la iniciativa legislativa impulsada por el Parlament sobre la limitación de los precios del alquiler en las islas podría ser debatida en el Congreso en el próximo periodo de sesiones, el que se iniciará después de Navidad.

Está iniciativa pretende modificar la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) para que permita a la administración autonómica fijar precios máximos de alquiler en zonas tensionadas y hacer frente a los problemas de vivienda que sufre Balears.

Esta iniciativa fue impulsada por Més per Menorca con el apoyo de todo el Pacto y partidos como El Pi o Ciudadanos. La iniciativa debe tomarse en consideración y ser aprobada en el Congreso para que se pueda aplicar. En este sentido, Batet indicó que en cada pleno del Congreso de primeros de mes se debaten iniciativas de parlamentos autonómicos.

La visita de Batet tenía por objetivo una jornada de intercambio con Vicenç Thomàs, que este año es el encargado de la coordinación de la Conferencia de Presidentes de Parlamentos Autonómicos (COPREPA). Asimismo, el presidente de la cámara autonómica aprovechó para hacerle extensible que el año que viene se cumplen 40 años de la aprobación del Estatut de Autonomía de Balears.

La presidenta del Congreso de los Diputados se refirió también a la crispación parlamentaria existente. Al respecto reivindicó la "ejemplaridad" y decordó que "no se puede subir a la tribunal para ofender". Respecto a cordones sanitarios con determinados grupos, en especial Vox, Batet ha apuntado que "la libertad de expresión debe ser la columna vertebral del sistema parlamentarios y mi trabajo es garantizar la neutralidad". No obstante, sí que apuntó que se ha reunido con los diferentes portavoces para exigir "ejemplaridad" en sus intervenciones.

Respecto a la modificación del Código Penal para rebajar el delito de malversación, como pide Esquerra Republicana como una posible solución al conflicto con Cataluña, Meritxell Batet aseguró que como presidenta del Congreso "no voy a opinar de las enmiendas que presentan los diferentes grupos y los acuerdos para aprobar los presupuestos o determinadas leyes". Sin embargo, Batet sí que realizó una reflexión: "En política el instrumento fundamental es la palabra, el diálogo y la capacidad de llegar a acuerdos entre las diferentes fuerzas políticas".