Día del Periodista 50% DTO. Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SANIDAD

Los médicos de los centros de salud de Mallorca debaten hoy si van a la huelga

Simebal podría convocar la protesta el próximo 21 de diciembre y lo haría en el mes de enero como ya han hecho Cataluña, Valencia y Andalucía

Una imagen de una protesta pretérita de un centro de salud Diario de Mallorca

Usando el argot futbolero tan en boga en estos días, el presidente del sindicato médico (Simebal), Miguel Lázaro, confió ayer en que la asamblea que ha convocado el foro de Atención Primaria a las siete de esta tarde en el Colegio de Médicos para debatir los problemas de los centros de salud y sopesar los apoyos que tendría una futura convocatoria de huelga, supere el efecto desincentivador que supondrá el partido que la selección española de fútbol disputará una hora más tarde ya que, antepuso, «la gestión de la gerencia de Atención Primaria ha sido de tarjeta roja».

Sobre la posibilidad de que de la reunión de esta tarde Simebal salga con un mandato claro para convocar una huelga en los centros de salud como ya han hecho las comunidades autónomas de Cataluña, Valencia o Andalucía, Lázaro no la descartó al adelantar que preveía «una asamblea muy caliente porque hay una gran indignación y desgaste» entre un colectivo de médicos de familia que ya han manifestado que «hasta aquí hemos llegado».

Apaciguar el descontento

Mientras tanto, habida cuenta los encendidos ánimos con los que se llega a esta asamblea, el Servei de Salut está moviéndose para intentar apaciguarlos. Así, ayer convocó a Lucía Gorreto, presidenta de la Societat Balear de Medicina Familiar i Comunitària (Ibamfic) y hoy ha citado al doctor Fernando García Romanos, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria en Balears (Semergen).

Los interlocutores de los responsables de estas sociedades científicas son el director general del Servei de Salut, Manuel Palomino, la directora asistencial, Eugènia Carandell, el gerente de Atención Primaria de Mallorca (GAP), Miquel Caldentey, y Marga Servera, subdirectora de Atención Primaria y Atención a las Urgencias Extrahospitalarias. Todo su arsenal directivo.

«Si se plantea esa opción, el comité ejecutivo del Simebal lo decidirá en su reunión del próximo 21 de diciembre. Y si es así, enero sería el mes más propicio para convocarla. ¿Por qué? Por que ya están todos los médicos en sus puestos tras las vacaciones de Navidad y porque antes de tomar una medida de ese calado hay que reflexionarla mucho. Sabemos que una huelga solo perjudica a los pacientes y al sistema ya que colapsará también las urgencias hospitalarias», alegó.

Mala imagen de Primaria

El presidente del sindicato médico subrayó no obstante que «el hartazgo de los profesionales es muy grande y que además están preocupados por la mala imagen y por la escasa resolutividad que está adquiriendo la Atención Primaria a ojos de la ciudadanía», lamentó.

En cualquier caso, Lázaro responsabilizó a la Conselleria de la situación actual por no saber fidelizar a los médicos de Primaria -«solo se quedan uno de cada tres mires que acaban la especialidad frente al 90% que asegura Salud que permanecen con su estrategia el dato vence al relato»- y por gestionar de «manera tan prepotente. Si como nos aseguran se han gastado un 20% más en Primaria, la única conclusión que cabe dada la situación actual es que lo han gestionado muy mal».

Encima de la mesa

«La posibilidad de huelga está encima de la mesa», admitió Lucía Gorreto antes de la reunión de ayer con el Servei de Salut y matizando que ellos, como sociedad científica, solo se pueden adherir a la protesta, que es competencia exclusiva del Simebal convocarla o no.

«Va a ir mucha gente (a la asamblea de esta tarde) y nosotros queremos conocer de primera mano cómo están viviendo nuestros compañeros la situación. También estaremos pendientes de ver cómo responde la Administración y qué soluciones plantea», sopesó la presidenta del Ibamfic estimando que este momento preelectoral puede jugar a su favor.

Más contundente se mostró su homólogo de la Semergen, el doctor Fernando García Romanos, que ayer mismo iniciaba una jornada laboral complicada con una indisposición inesperada de una compañera que iba a obligarles a él y a otros facultativos a asumir a los pacientes que ya tuviera citados. «La situación está muy tensionada y la mecha se puede prender», señaló coincidiendo en el análisis y anticipando también una masiva afluencia a una asamblea cuyo horario, lamentó, no permitirá acudir a todos los médicos de cabecera que hoy tengan turno de tarde. «No me sorprendería una convocatoria de huelga», concluyó dándola por hecha «si no se acometen cambios estructurales de calado».

Le dan cita para dentro de 23 días

Lejos han quedado los días en los que llamabas a tu centro de salud para pedir cita con tu médico de cabecera y te la concertaban al día siguiente o, a lo sumo, a los dos días. Una usuaria de Primaria se puso ayer en contacto con este diario para denunciar que solicitó telemáticamente una cita presencial en su centro de salud de s’Escorxador el pasado martes, 29 de noviembre, y que se la han dado para el... ¡22 de diciembre!, más de tres semanas después.

Y bastaba realizar un intento en la web de cita previa del IB-Salut para comprobar que si solicitabas ayer una consulta médica en tu centro de salud la primera fecha disponible para que un médico que previsiblemente ni siquiera será el tuyo te atienda telefónicamente es el próximo 9 de diciembre a la una y diez de la tarde.

No cuadran estos largos tiempos de espera para poder acceder al nivel asistencial que siempre ha sido definido como la «puerta de entrada a la sanidad pública» con las «medias» que maneja el Servei de Salut y con su reiterada y vana apuesta por incrementar la accesibilidad de la población a los centros de salud.

Compartir el artículo

stats