Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación rebaja a la mitad su objetivo de alumnado de Formación Profesional

El Govern dobla la inversión en FP hasta llegar a los 811 millones, pero fija para 2025 un pronóstico menor de estudiantes matriculados

Imagen de archivo de varios alumnos de FP en una de las aulas del Joan Taix. | B.RAMON

La conselleria de Educación pretende alcanzar los 22.000 estudiantes de Formación Profesional en 2025, lo que supone incrementar el alumnado para esta modalidad de estudios en un 10% en los próximos tres años.

Lo explicó ayer la presidenta del Govern, Francina Armengol, tras presentar el II Plan Integral de Formación Profesional. La dirigente, sin embargo, omitió detallar que desde el Ejecutivo autonómico han rebajado a la mitad el objetivo de alumnado después de comprobar que el primer Plan, cuya vigencia abarcaba desde el año 2018 hasta el 2021, ni siquiera ha estado cerca de cumplir su objetivo de alcanzar 40.000 estudiantes de FP.

Hace cuatro años, el número de matriculados en Balears rondaba los 15.000, teniendo en cuenta grados medios, superiores y FP básica. A día de hoy, la cifra roza los 20.000, lejos del aumento que preveía la Conselleria en su momento. Este Plan Integral, en cambio, opta por metas más realistas y marca un crecimiento del 11%, es decir, de los 19.760 actuales a los 22.000 matriculados en 2025.

El doble de inversión

Con todo, la jefa del Ejecutivo balear sí señaló que este segundo Plan dobla la inversión en Formación Profesional respecto al primero: Educación pasará de destinar 428 a 811,4 millones de euros a esta modalidad de estudios en los próximos tres años.

Del total de esta partida, casi 120 millones irán a la FP Dual, el modelo principal que impulsa la ley Lomloe, y que combina la formación en los centros educativos y las prácticas en empresas al mismo tiempo. El objetivo es que en 2025 haya 2.000 alumnos que cursen esta variante.

No obstante, el grueso de la partida, 528,2 millones, se concentra en mejorar e incrementar la oferta integrada de FP. Esto posibilitará medidas como ampliar los estudios a distancia, impulsar la formación para trabajadores desocupados, recalificar a los ocupados y mejorar la competitividad, entre otros.

Además, entre las líneas maestras del Plan Integral se encuentra la reducción de la tasa de abandono escolar prematuro (es decir, los alumnos que no continúan estudiando una vez finalizada la etapa obligatoria), con medidas específicas como la creación de un dispositivo que inscribirá automáticamente en el SOIB a todos los estudiantes que acaben la ESO y no quieran seguir formándose. Con estrategias como esta, a las que se destinarán 72,2 millones de euros, se pretente reducir el abandono escolar prematuro en un 12%.

Compartir el artículo

stats