Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorca recupera las discotecas durante los sábados de diciembre

Las grandes salas de ocio nocturno vuelven a abrir todos los fines de semana de lo que resta de año además de en las fiestas navideñas

Las discotecas registran una fuerte recuperación de su actividad. J. Medinas

Mallorca vuelve a tener grandes discotecas abiertas durante los fines de semana de temporada baja, tras años en los que esta actividad invernal se limitaba a unas pocas fechas navideñas. El presidente de la asociación que agrupa a las empresas de ocio nocturno de la isla (ABONE), Miguel Pérez-Marsá, destaca que la fuerza con la que el sector se ha reactivado tras la pandemia ha animado a muchos de estos locales de Palma o a la BCM de Calvià a mantener abiertas sus puertas durante los sábados, aunque en ocasiones sea rediseñando su oferta para atraer a una clientela de más edad, con apuestas por la música de los años 80 y 90.

Este representante del sector reconoce que hacía años que las grandes salas habían optado por limitar su actividad de temporada baja solo a fechas especiales, como la Noche Buena o la Noche Vieja, pero lo que se ha comprobado este año es que, tras levantarse las restricciones, «la gente está destinando más presupuesto al ocio que ha ir de compras», lo que explica la intensidad con que se ha recuperado la actividad tanto en discotecas como en bares o restaurantes, frente a la mayor debilidad que se detecta en el comercio.

Esto ha llevado al sector, tras un excelente verano por lo que a ingresos se refiere, a mantener el optimismo de cara a la temporada baja.

Pérez-Marsá aplica el matiz que esgrimen la mayoría de sectores empresariales: más ingresos no está conllevando una mayor rentabilidad debido al fuerte aumento de los costes, y en este sentido se recuerda la elevada factura en electricidad que afrontan este tipo de instalaciones.

Planes para diciembre

En cualquier caso, se pone en valor que la previsión de muchas de estas salas es seguir abriendo todos los sábados de lo que resta del año, aunque se recuperará una oferta más dirigida a la juventud durante los días 24, 25 y 31 de diciembre por ser éste el colectivo que más sale durante esas noches.

El presidente de ABONE subraya además que el objetivo de estas aperturas durante los fines de semana no es obtener unos beneficios apreciables, sino más bien llegar al inicio de la próxima temporada turística sin tener que recuperarse de los números rojos de los meses previos.

En este sentido, recuerda que estas instalaciones conllevan gastos aunque estén inactivas, lo que tradicionalmente estaba provocando que estas empresas llegaran al verano con pérdidas que debían de compensar.

Ventajas de la apertura

Por ello, Miguel Pérez-Marsá pone de relieve que el objetivo de estas aperturas de fin de semana es lograr equilibrar los resultados y llegar a la próxima temporada turística con el ‘contador a cero’, es decir, sin haber acumulado los citados ‘números rojos’ antes de la Semana Santa.

Sin embargo, subraya que la estrategia de apertura invernal presenta otras ventajas adicionales. Una de ellas es que si los establecimientos de ocio nocturno legales están abiertos, se frena el crecimiento de la competencia desleal, dado que hay restaurantes que venían aprovechando esos meses para ampliar su oferta de forma irregular incorporando música y espacios para el baile.

A ello añade que de esta forma se fideliza también a la clientela, pero especialmente a los trabajadores, lo que favorece el que al llegar el verano se pueda recuperar a la mayor parte de la plantilla gracias a que ésta no se ha ido hacia otras actividades, un problema que el sector sufrió durante la pandemia.

Un aspecto que se viene destacando es que las empresas de ocio nocturno se están encontrando con una ventaja que permite que incluso presenten un cierto optimismo de cara al próximo verano pese a los problemas que puedan registrar las economías de los principales países emisores de visitantes, como Alemania y el Reino Unido, y es que su clientela es mayoritariamente joven, y ésta presenta tras los confinamientos unas enormes ganas de «salir y socializar», lo que permite esperar que la demanda en esta actividad se vaya a mantener elevada.

Compartir el artículo

stats