Las empresas baleares hacen acopio de producto antes de la huelga del transporte

Preocupación ante la posibilidad de que los paros en la península corten los suministros a las islas y afecten a la campaña navideña

Imagen de la protesta de camioneros registrada el pasado marzo.

Imagen de la protesta de camioneros registrada el pasado marzo. / B.RAMON

Fernando Guijarro

Fernando Guijarro

La convocatoria de una nueva huelga indefinida en el transporte de mercancías del conjunto del país a partir del próximo día 14 está llevando a las empresas de Baleares a hacer acopio de productos para elevar sus reservas antes de que se inicie ese paro, según señalan el presidente de la asociación balear que agrupa a este colectivo, Ezequiel Horrach, y representantes de las grandes firmas comerciales. Aunque la previsión de esa organización empresarial es que los camioneros del archipiélago decidan hoy no sumarse a esta movilización, en la asamblea que tienen convocada, el problema radica en el bloqueo que los piquetes puedan volver a generar en los puertos y polígonos de la península, tal y como sucedió durante el pasado mes de marzo.

El paro ha sido convocado por la Plataforma en Defensa del Transporte, que es minoritaria, y no cuenta con el apoyo de las grandes patronales nacionales. Sin embargo, desde las islas se recuerda que en la protesta anterior quedó demostrado que no es necesario un respaldo masivo de camioneros para generar problemas en los suministros hacia Baleares, de ahí que aunque se asegure que no se esperan problemas de desabastecimiento durante las próximas semanas, sí podría registrarse la falta de algunos productos de carácter perecedero.

Hay una preocupación adicional por parte de las grandes empresas comerciales implantadas en las islas, y es el impacto que la protesta y los problemas en el suministro de algunos productos pueden tener en las campañas del Black Friday y en la navideña, que tradicionalmente se inicia durante el puente de la Inmaculada.

El presidente de la asociación de transportistas de mercancías de CAEB señala que esta preocupación explica que las empresas del sector hayan comenzado a registrar un apreciable aumento de los encargos para elevar las reservas de material en Baleares, y afirma que esta estrategia se da en todos los ámbitos, tanto en el de productos de alimentación no perecederos como en los materiales para la construcción.

Según este representante del transporte, se nota que muchas empresas están optando por hacer acopio antes de que se inicie la protesta el próximo lunes, ante el temor al impacto que ésta pueda tener, pero recuerda que la flota de camiones disponible es limitada, por lo que no se pueden asumir todos los encargos que se están recibiendo.

Ezequiel Horrach afirma que durante los próximos días va a mantener contactos con la Delegación del Gobierno y con el Govern balear para intentar que se adopten las medidas necesarias encaminadas a garantizar que los suministros pueden llegar al archipiélago sin verse bloqueados por los piquetes en la península.

En este sentido, recuerda que en esta ocasión esta huelga coincide con el final de la temporada turística en el archipiélago, a diferencia de la de marzo, que se registró a las puertas de la Semana Santa. Pero añade que eso supone también que el stock de materiales almacenado se sitúa en niveles mínimos, de ahí la necesidad de garantizar que no se corta la entrada de productos.

Trabajadores no convocados

El secretario general de CC OO-Transportes en las islas, Josep Ginard, recuerda que esta protesta no es una huelga en el sentido estricto, sino un paro empresarial, por lo que los trabajadores no están convocados al mismo y no tienen por qué secundarlo, de ahí que se aconseje acudir al puesto para cobrar su salario integro.

En cualquier caso, este representante sindica reconoce la vulnerabilidad del archipiélago, ya que si los camioneros que secunden esta movilización logran cerrar los puertos de Barcelona y Valencia, el suministro a Baleares queda cortado, sin que las islas dispongan de una logística para tener mucho material almacenados en su territorio.

El presidente de la asociación balear de distribuidores de alimentos, Bartolomé Servera, coincide en que no se esperan problemas de desabastecimiento, dado que la temporada turística ha concluido y las necesidades de Baleares se han reducido, pero señala también que el paro que se iniciará la próxima semana podría provocar que haya escasez de algunos productos perecederos, como podría ser el caso del pollo o el pescado fresco.

Suscríbete para seguir leyendo