Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crisis enfría las perspectivas del mercado germano y el británico este invierno en Mallorca

Para la temporada baja se reduce la capacidad de gasto en Alemania y los TTOO del Reino Unido incrementan su apuesta por Grecia y Turquía

Platja de Palma sigue atrayendo esta temporada baja a gran número de turistas. | MANU MIELNIEZUK

En medio del sol que sigue brillando en Mallorca en noviembre, se vislumbran nubarrones para la temporada de invierno que ensombrecen las perspectivas en los dos principales mercados emisores, el alemán y el británico, por la delicada situación económica. Se une, además, el auge de Grecia y Turquía. En Alemania se reduce la capacidad de gasto, mientras en el caso de los turoperadores del Reino Unido claramente apuestan por los competidores en la temporada baja.

Aun así, los destinos españoles, entre ellos Baleares, siguen despuntando entre los favoritos, según los informes de tendencias de mercado que han realizado las consejerías de Turismo de Turespaña, si bien alertan de cierto pesimismo por el periodo de recesión que atraviesan también los países emisores.

La mirada de Turespaña a las previsiones para este invierno del mercado alemán refleja las «sombrías perspectivas económicas en el país emisor, con una inflación disparada y la progresiva caída del índice de la confianza de los consumidores».

La previsión del crecimiento del PIB alemán para 2022 ha pasado del 3,6 % al actual del 1,5 % y estimándose una caída del 0,4 % en 2023, con lo que la economía del país entraría en recesión. Pero en la parte positiva, el Gobierno de Olaf Scholz ha anunciado un escudo protector de hasta 200.000 millones de euros para apoyar a los consumidores y las empresas ante la fuerte subida de los precios de la energía, recoge el informe turístico.

Conectividad al alza

La semana pasada, el exministro socialista Jordi Sevilla llamaba la atención en Palma sobre que Alemania ha revisado su previsión económica «cuatro veces» y para 2023 se estima «una pequeña recesión», lo que puede afectar «al clima psicológico y al perfil del turista».

En la elevada inflación alemana en septiembre, más del 10 %, se reflejaba, los enormes aumentos de precios de los productos energéticos, de consumo doméstico (+52 %) y de la alimentación (casi el 19 %). El encarecimiento de los precios reducirá de «forma muy sensible» la capacidad de gasto de los alemanes, advierte Turespaña.

La capacidad aérea programada hacia España entre el 1 de octubre de 2022 y el 31 de marzo de 2023 se incrementa en un 6,6 % respecto a 2019. Pero hay que tener en cuenta «la fuerte apuesta de la turoperación» por Turquía (+15,5 5) y Grecia (14,8 %).

Reino Unido, delicado

La tendencia de las agencias de viajes alemanas es «claramente negativa», solo el 17 % espera que la demanda aumente en los próximos seis meses. Su patronal, la DRV, señala la tendencia por hacer reservas a muy corto plazo y mayor interés en el paquete turístico. Canarias es el destino más vendido, seguido por Egipto, Maldivas, Turquía o República Dominicana, entre otros.

Entre los británicos, España sigue despuntando como destino preferido y la capacidad aérea programada para el invierno está por encima de 2019 (2,9 %), aunque Grecia y Turquía crecen (14 % y 29,3%, respectivamente). Turespaña destaca «la clara apuesta» de TTOO como TUI o Jet2 en dichos competidores.

Esta temporada de invierno estará muy condicionada por la delicada situación económica por la que pasa el Reino Unido (12 % de inflación a finales de 2022) y la evolución del tipo de cambio de la libra respecto al euro.

DESTINO REFUGIO PARA AHORRAR EN GASTO ENERGÉTICO

«España puede, y debe, jugar su baza de cara a esta temporada de invierno» como destino refugio para quienes quieran reducir su gasto energético en Alemania, decidiéndose por una larga estancia en algún destino español con mejores condiciones de temperatura y luminosidad», concluye el informe de Turespaña de tendencias de mercado de Alemania. Y también para los nómadas digitales o los que pueden trabajar a larga distancia. El ‘pero’ para Balears es que el destino más vendido entre los alemanes en invierno es Canarias.

Compartir el artículo

stats