Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consejo de Estado reclama más formación de los agentes tras el caso Patrascu

El órgano expone la «importancia de extremar el rigor y la diligencia» en la atención a víctimas de violencia machista

Lucia Patrascu, la mujer que fue asesinada por su marido tras acudir a la Guardia Civil. | DM

El Consejo de Estado pide más formación para policías y guardias civiles en la atención a las víctimas de violencia machista tras el caso Patrascu. El órgano incide en su dictamen sobre la negligencia de los guardias civiles que atendieron a la mujer, que se marchó del cuartel de Pollença sin ser atendida debidamente y fue asesinada por su marido esa misma mañana, en la «necesidad de reforzar los medios de formación» de los profesionales que asisten a las mujeres que acuden a presentar una denuncia.

En sus consideraciones finales sobre la actuación de los agentes, el Consejo de Estado recuerda al ministerio del Interior la «importancia de extremar el rigor y la diligencia» ante este tipo de situaciones. Incide también en la necesidad de valorar «adecuadamente las situaciones de riesgo» que puedan existir, aunque sea solo a través de indicios, y de adoptar «sin dilación» las medidas adecuadas para reducirlo.

El informe del Consejo de Estado revela que Lucia Patrascu ni siquiera llegó a ser atendida en una estancia reservada para que pudiera exponer con calma su situación sino que estuvo «casi cinco horas de pie» en dependencias comunes. Durante ese tiempo, tuvo contacto con cinco agentes diferentes pero acabó yéndose del cuartel sin haber presentado la denuncia. El Consejo de Estado da por hecho que esa era la intención de Patrascu y destaca que se presentó ante la Guardia Civil «a horas intempestivas» y llegó a manifestar que su marido la había seguido hasta allí.

El órgano de consulta, al que se dirigió el ministerio del Interior para resolver la reclamación presentada por los hijos de Patrascu a través del abogado Antoni Monserrat, considera que la desatención a la mujer por parte de los agentes fue «una causa concurrente» del asesinato, ya que «en ningún momento se activó el protocolo establecido». Y añade que una actuación correcta habría «evitado muy probablemente» la muerte de Patrascu.

La actuación de los guardias fue investigada por un juzgado de Inca, que no apreció delito pero dejó la puerta abierta a depurar responsabilidades administrativas. Ha sido en esta vía donde Interior ha acordado indemnizar con 80.000 euros a los hijos de la mujer al considerar que hubo un «fallo en el funcionamiento» de la Administración.

El IBDona, «muy satisfecho»con la resolución de Interior

La directora del Institut Balear de la Dona, Maria Duran, se mostró ayer «muy satisfecha» por la resolución del ministerio del Interior sobre la actuación de los guardias civiles. En declaraciones a IB3 Ràdio, Duran consideró que «es una manera de reparar a la familia» y reclamó que el instituto armado «revise» el expediente interno abierto a los agentes.

Compartir el artículo

stats