Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los británicos, desesperados por no poder canjear su carné de conducir

El retraso de un acuerdo entre España y el Reino Unido les obliga a tener que volver a la autoescuela para examinarse

La homologación del carné de conducir, otro efecto colateral del Brexit. | ANDY RAIN

Los efectos del Brexit siguen coleando y han abierto un conflicto que está desesperando a los residentes británicos que no homologaron su permiso de conducir antes del 30 de abril: se ven obligados a volver a la autoescuela y a examinarse para obtener el carné español. Un aprieto para muchos porque además de tener que pagarlo y dedicarle tiempo no les queda más remedio que hacer el examen en castellano. Siguen a la espera de que Reino Unido y España lleguen a un acuerdo para que se permita el canje automático. La negociación no prospera a la velocidad que les gustaría.

Con la entrada en vigor del Brexit que convirtió a los británicos en ciudadanos de terceros países, la Jefatura Provincial de Tráfico de les Illes Balears vio cómo se agolparon las solicitudes de canjes de carnés de conducir de residentes del Reino Unido. Si en 2017 apenas hubo un centenar y el año siguiente se limitaron a 342, con la amenaza del divorcio del país anglosajón de la UE empezaron a dispararse. Ya en 2019 se hicieron 1.158 homologaciones y en 2020 llegaron a 5.819 en Balears, 3.477 en Mallorca. El año pasado se limitaron a 569 (289 en Mallorca) y este 2022, hasta la fecha, se han canjeado 22 en las islas (10 en Mallorca), según datos de la DGT en Balears.

Conducir con un permiso sin homologar les supone 500 euros de multa, y en las islas se está sancionando a los británicos

decoration

Ahora no les queda más remedio que volver a examinarse y mientras tanto, resignarse a dejar su coche aparcado, so pena de una multa de 500 euros (250 con descuento) si les pillan conduciendo con su permiso británico por las carreteras de las islas, aunque «lo que les debe preocupar», más allá de las sanciones —que sí se están produciendo en Balears— «es que el seguro podría no hacerse cargo de las indemnizaciones en caso de accidente, tendrían que consultar con su aseguradora», advierten desde la Jefatura Provincial de Tráfico.

Tras la finalización del periodo de transición del Brexit, el Real Decreto Ley 38/2020 extendió la habilitación para los permisos de conducción británicos hasta el 30 de abril. Y desde el 1 de mayo solo son válidos para conducir seis meses desde la entrada de su titular en España o desde la fecha de obtención de su residencia legal.

El embajador británico, Hugh Elliott, está continuamente informando vía redes sociales a los residentes británicos de este asunto. «Entiendo las frustraciones», les decía esta misma semana. «Yo también estoy frustrado», reconocía por la lentitud de las negociaciones entre el ministerio del Interior y el de Transportes del Reino Unido. Elliott creía que este verano habrían llegado a un acuerdo. Ante las dilaciones, el embajador les recomienda que se examinen en la DGT, lo que desata diversidad de respuestas airadas . El idioma, aducen, es una barrera, además del gasto de la autoescuela y entonces ya algunos empiezan a desvariar sacando a colación que esto es un ajuste de cuentas español «por Gibraltar» y las críticas al Brexit vuelven a resucitar.

ARGENTINOS, COLOMBIANOS Y ALEMANES A LA CABEZA DE LAS HOMOLOGACIONES

La elevada población extranjera en el archipiélago también se nota en la cantidad de canjes de permisos de conducir que se realizan en la Jefatura Provincial de Tráfico. Si bien con las restricciones a la movilidad con dos años de pandemia los trámites han disminuido, tras dispararse en 2020, cuando se realizaron casi 27.000, el año pasado se homologaron, o se renovaron, 6.870 carnés. Este año, hasta la fecha, se han canjeado 3.545 carnés. Los residentes argentinos (1.030 permisos), colombianos (456) y alemanes (328) ocupan los primeros puestos. Les siguen los marroquíes (266), brasileños (192), italianos (182) rumanos (104), uruguayos (88), franceses (80) y búlgaros (78), que cierran el top ten. Este año solo 22 británicos homologaron su permiso de conducir, frente a los 569 que lo hicieron en 2021.

Ladies Driving in Spain

A la espera de que España y Reino Unido cierren las negociaciones para que puedan hacer un intercambio directo de licencias, ahora que los británicos ya no gozan de sus derechos como ciudadanos europeos, a los residentes no les ha quedado más remedio que volver a las autoescuelas y examinarse para poder conducir por las carreteras españolas

Age in Spain, organización de ayuda para los británicos residentes que se fundó en Mallorca, les anima a examinarse con testimonios que prueban que sin dominar e idioma es posible aprobar. En Facebook han creado grupos para ofrecerse apoyo para superar las pruebas: Ladies Driving in Spain y Men Driving in Spain. 

Compartir el artículo

stats